Por: Catalina Uribe

La verdad de Wikipedia

Hace unos años el historiador Timothy Messer-Kruse intentó lo que muchos añoran: corregir la información falsa que contienen algunas entradas de Wikipedia.

Después de muchos años de estudiar el famoso “incidente de Haymarket”, la revuelta laboral que dio origen al 1º de mayo como día internacional de los trabajadores, Messer-Kruse descubrió que el contenido de Wikipedia sobre este acontecimiento estaba errado. La enciclopedia virtual afirmaba que la Fiscalía había condenado a los obreros de la protesta sin evidencia alguna de sus alegados crímenes, pero Messer-Kruse tenía miles de fuentes y datos que evidenciaban lo contrario. Por ello decidió borrar del texto la frase “ninguna evidencia” e intentó dejar claro que el fallo no había sido arbitrario.

Cuál sería su sorpresa cuando a las pocas horas Wikipedia reversó su cambio con la siguiente explicación: “Debe proveer fuentes confiables”. Respuesta extraña teniendo en cuenta que Messer-Kruse no sólo había citado documentos y artículos publicados en revistas indexadas, sino que además había recogido parte de los 118 testimonios verbales que corroboraban su versión. Por ello, aunque sin éxito, intentó tres veces más hacer el cambio. Entre todas las respuestas que recibió estaba la siguiente: Wikipedia no es “la verdad”, Wikipedia es “verificabilidad” de fuentes confiables. Por lo tanto, si la mayoría de fuentes que se consideran confiables están repitiendo una versión o descripción con errores, Wikipedia “hará eco de ello”.

Quizá no se equivocó Tocqueville cuando insistió que “nosotros, el pueblo” siempre significa “nosotros, la mayoría”. Y, al parecer, no sólo en política sino también en la ciencia. Nuestra noción de veracidad en el conocimiento y en los hechos históricos sigue siendo en últimas aquello que es verdad en general. Podrán convulsionar de la ira los puristas del conocimiento, pero el espíritu de nuestra época prefiere pensar en los obreros del Haymarket como unos mártires de un sistema político opresivo y no como unos vándalos corrientes. Aunque se demuestre lo contrario, aunque la evidencia desborde, verdad, como lo refleja Wikipedia, es lo que la mayoría tenga por cierto.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Catalina Uribe

La telenovela de Petro

La tiranía de la edad

Por la plata baila el medio

Las imágenes de la protesta estudiantil

El enfermo apego a las opiniones propias