La víctima de explosión en Puente Aranda

Álvaro Torres, de 56 años y padre de dos niñas, permanecía hospitalizado por el impacto que sufrió en su cabeza, que requirió intubación.

En el Hospital San José se recupera Álvaro Torres. / El Espectador

Álvaro Torres Bueno es el hombre de 56 años que resultó herido en la explosión de este jueves en la calle 13 con carrera 46 en la localidad de Puente Aranda. Ayer estaba internado en la Unidad de Cuidados lntensivos del Hospital de San José por el impacto en su cabeza y las heridas que sufrió. “Su condición es crítica pero estable. Recibe todo el tratamiento que su estado requiere y su pronóstico se definirá de acuerdo a la evolución de las próximas 48 horas”, explicó Luis Alberto Blanco, director del centro médico.

Álvaro es padre de dos niñas y vive con su esposa Alba García. El día de la explosión salía de su jornada de trabajo como técnico de producción de calzado en la empresa Chaba S.A. (ubicada en la carrera 42 con calle 12), cuando ocurrió la segunda explosión del jueves en la tarde en la capital.

“Él estaba haciendo el mismo recorrido que hace todos los días, tanto al salir de la casa a las cinco de la mañana, como al regreso. Vive en el sector de Ciudad Alsacia (calle 13 con avenida Boyacá), nunca cogía bus, a menos que tuviera que ir a recoger a la niña menor. Así que siempre caminaba”, dijo la señora Flor María, madre de la esposa de Álvaro.

Después de las cuatro de la tarde del jueves, cuando ya en la ciudad se conocía que se habían presentado dos explosiones, una en la carrera 10 con calle 72 y la otra en Puente Aranda, el hermano de Alba García fue el primero a quien llamaron para informarle que Álvaro Torres estaba hospitalizado en el Hospital San José. Él enseguida llamó a su hermana para darle la noticia.

Miguel Ángel Saavedra, médico del Hospital San José que explicó la situación de la víctima, declaró que en la tarde lo recibieron con trauma craneoencefálico moderado, lo que quiere decir que aún estaba consciente y respondía a los estímulos de los médicos, “pero en la noche presentó una convulsión que deterioró su estado neurológico, por lo que requirió intubación”.

Los otros heridos de la explosión de la calle 72 fueron Carmen Aguilar, de 56 años; Arley Andrés Casas, de 32; Nadia Vega, de 33; Álvaro Concha, de 56; Vanessa García, de 21; Daniela Tequia, de 19; Olga Forero, de 53; Juan Manuel Vargas, de 35; Gladys Omaira Roa, de 46. Los pacientes fueron dados de alta en la Clínica El Country en el norte de Bogotá, que los atendió con personal especializado.