Por: Iván Mejía Álvarez

Volver, volver

Veinte años después, el fútbol colombiano vuelve a Europa.

La nueva generación que orienta el técnico Pinto se mostrará ante el seleccionado de Irlanda, en el estadio del Fulham de Londres, y ante la potente selección francesa, que dirige Raymond Doménech, en el Saint Dennis de París.

Pinto convocó una buena nómina de jugadores con relativa experiencia internacional. La mayoría hace parte de su guardia pretoriana, la que ha ido armando durante los 15 meses que lleva ya el santandereano al frente de la selección.

El técnico probará variantes para la zona izquierda de la defensa, donde Vélez y Arizala han mostrado pocas virtudes en las últimas convocatorias. Elvis González, más ducho en la marca pero con déficit ofensivo, y Pablo Armero, bueno atacando pero con limitaciones defensivas, tienen la oportunidad de ganarse un puesto que hasta ahora se encuentra sin propietario.

Sorprendió la convocatoria de Dayro Moreno, a quien no se le niega su condición de buen jugador pero que tiene reparos en su conducta personal. Dayro sabe cómo es con Pinto y su futuro depende sólo de su comportamiento.

Algún día, decimos nosotros, creemos nosotros, algún día, el técnico le dará una oportunidad a Abel Aguilar, quien juega en España y fue del grupo de Rueda en Arabia y de Lara en el Eje Cafetero. Asimismo, merece una oportunidad Julián de la Cuesta. Algún día los tendrán en cuenta, así como se premió a Juan Carlos Escobar, un jugador interesante cuando estaba en Colombia pero del que nadie tiene noción exacta de cómo anda.

Finalmente, el fútbol colombiano vuelve a Europa donde germinó aquella generación del Mundial de Italia. En Inglaterra quedaron dos hechos para el recuerdo en las dos oportunidades anteriores: el gol de Andrés Escobar y el ‘escorpión’ de René Higuita. ¿Qué sorpresa deparará este retorno?

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Iván Mejía Álvarez

Última columna

Zurdos

Júnior

Vergüenza total

Definiciones