Por: Iván Mejía Álvarez

Vuelve la zona

Una de las grandes novedades de la próxima Copa Mustang, a iniciarse el fin de semana, es el regreso al fútbol activo en el país de directores  técnicos ‘profetas’ de la zona pura, esa que hace presión al balón, juegan en ‘línea’ defensiva, la de la curva, el achique y el agrande.

Tras la revolución que significó al fútbol colombiano la llegada de esos conceptos de la mano del uruguayo Ricardo de León, la  aplicación de esos principios por parte de Luis Cubillas, las variantes particulares de Hugo Gallego, Francisco Maturana, Hernán Darío Gómez, el juego de la zona lineal se había perdido y  tan sólo Pedro Sarmiento durante los últimos tiempos había mantenido algunos conceptos en aplicación.

La zona pura, como la manejaba el profesor De León, parece cosa del pasado, aunque leyendo sobre la forma de trabajar del técnico Gómez, en Santa Fe, diera la impresión de que vuelven los mismos movimientos tácticos, los mismos principios, es decir, se retorna a la médula de la identidad táctica, presión a la pelota, movimientos de agrande y achique en defensa.

Con Ecuador, el técnico Luis Fernando Suárez evolucionó en algunos conceptos y el seleccionado vecino fue menos rígido en su aplicación. Con Gómez diera la impresión de que se volverá a la raíz, nada de movimientos al hombre, todo sobre la pelota, elementos básicos del concepto zonal lineal que pregona el técnico de Santa Fe.

¿Bueno o malo? Tan sólo el tiempo y los resultados permitirán saber si los ‘profetas’ de la zona han evolucionado, si el mismo sistema ha cambiado, si existen nuevos elementos. Contra la zona pura, existen antídotos muy claros, cambios de frente, mover la pelota, jugar ‘flotando’ entre líneas, aprovechar los espacios vacíos que dejan los defensores. Toda táctica tiene su contratáctica.

Hernán Gómez, Luis Fernando Suárez, Gabriel Gómez, son consecuentes consigo mismos, esto es lo que les gusta, esto es lo que saben hacer, y quienes los contrataron no pueden pretender mañana que jueguen diferente a como saben hacerlo.

Por lo menos, 20 años después, será motivo de expectativa el regreso de los ‘profetas’ de la zona. ¿Cómo les irá con su método? El tiempo y los resultados dirán si están vigentes o no, ellos y su ‘zona pura’.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Iván Mejía Álvarez

Verdades a medias

Verdades a medias

Éxitos criollos

Evolucionando

El baile de los técnicos