Por: Columnista DATAiFX

Y el dólar nada...

El Emisor decidió bajar las tasas de interés, pero mantuvo inalterada la compra de US$20 millones diarios hasta el 2 de noviembre.

En este frente, la mayoría del mercado esperaba un anuncio de incremento en las compras haciendo eco a las solicitudes desde la Casa de Nariño que abogaban por una mayor acumulación de reservas internacionales.

¿Por qué no hubo cambios en esta política? En primera instancia, el cambio de postura en tasas debería generar una depreciación transitoria del tipo de cambio. En segundo lugar, la compra de divisas por parte del Emisor implica una ampliación de la liquidez que, para lograr el objetivo de tasas, debe ser neutralizada retirando el excedente de pesos del mercado (esterilizada). En este momento la esterilización la realizan de manera coordinada el Banco y el Gobierno, manteniendo depósitos de la tesorería en el Banco que suman cerca de $24,5 billones.

Así las cosas, mayor intervención cambiaria podría poner en peligro este fino equilibrio al que han llegado el mercado, el Banco y el Gobierno. En estos días el Ejecutivo deberá hacer un retiro importante para pagar un vencimiento de un título y debería iniciar el segundo semestre con varios proyectos que requieren de sus ahorros depositados en el Banco, limitando el campo para entregar liquidez al sistema, acercándose a la delgada línea de convertirse el Emisor en deudor y no en acreedor, situación que limita su acción a la voluntad del mercado. Así, la intervención sin que exista otro mecanismo de esterilización, como pueden ser los títulos de control monetario que se vienen en camino, no se debería aumentar.

*Analista de Ultrabursátiles.

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnista DATAiFX

Emergentes: Lecciones de 2013

Emergentes: dilemas, pecados y refugios

Prosigue el 'Efecto Fed'

Banrep y la economía