¿Y los vehículos chimenea qué?

Noticias destacadas de Opinión

Por Mike Ceaser

En respuesta al editorial del 18 de marzo de 2020, titulado “Después del pico y placa, ¿qué?”.

Felicitaciones a El Espectador por denunciar la crisis de la contaminación del aire en Bogotá, que causa miles de muertes cada año, pero recibe muy poca respuesta. La mayor prueba es que, después de muchos años de quejas y supuestas políticas anticontaminación, esas famosas chimeneas siguen rodando por nuestras calles sin temor a una sanción.

Pero no es verdad, como dice su editorial, que la alta contaminación es parte inevitable del transporte basado en gasolina y diésel. Prueba de esto son las muchas ciudades del mundo que tienen mucho tráfico vehicular, pero poca contaminación. La diferencia es que esas ciudades sancionan los vehículos muy contaminantes, mientras en Colombia les subsidiamos el combustible diésel.

Realmente, no es grande la proporción de vehículos que son chimeneas rodantes. Sacando esos vehículos de nuestras calles, u obligándolos a modernizar sus motores, se lograría una mejora importante para la calidad del aire y, por ende, la salud de los bogotanos.

Obviamente, habría consecuencias difíciles para los dueños de esas chimeneas. Pero desde hace años esas personas han recibido advertencias y son muy conscientes de que sus vehículos son obsoletos y no deberían estar en la calle. Y, de todas maneras, Colombia ha sido muy dispuesta a imponer medidas severas para intentar controlar el coronavirus. El turismo, la aviación, los hoteles y muchas otras industrias están devastadas. Por eso es tan difícil entender por qué nadie quiere tocar esos obsoletos vehículos chimenea.

Estoy completamente de acuerdo en que reemplazar los vehículos que funcionan con combustibles fósiles por un sistema de movilidad eléctrica generada de manera sostenible sería un gran avance para Bogotá y el planeta. Sin embargo, ese cambio demorará años al menos. Mientras tanto, podemos lograr un gran avance para nuestra salud y el ambiente sacando de la calle los vehículos más contaminantes.

Ojalá nuestra alcaldesa usara la misma severidad contra los vehículos chimenea que usa contra el famoso coronavirus.

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.