Réplica a una columna

Noticias destacadas de Opinión

Me refiero a la nueva columna difamatoria del individuo Jorge Gómez Pinilla en la que él hace un recuento del pasado mafioso de uno de sus hermanos y en la que también plasma aseveraciones en mi contra, las cuales deben ser replicadas.

Gómez Pinilla habla de tres aspectos relacionados conmigo. Asegura, mostrando la copia de un documento de la Fiscalía General de la Nación, que tengo dos investigaciones activas en ese organismo.

Uno de ellos, por concierto para delinquir y el otro por un supuesto enriquecimiento ilícito.

Al respecto, las siguientes precisiones:

La investigación por concierto para delinquir que cacarea el autor del artículo en cuestión, en el mismo documento publicado por El Espectador aparece como “inactivo fin de etapa de instrucción”. Dicha investigación fue precluida en el año 2013 y nunca fui acusado ante un juez por ningún delito.

La otra referencia --enriquecimiento ilícito-- es sobre un tema que yo mismo hice público hace bastante tiempo; se trata de un anónimo que llegó a la Fiscalía refiriéndose a una empresa que existió en los Estados Unidos y que, al cabo de un par de años de funcionamiento, junto con los demás socios decidimos liquidar por su fracaso económico. Todo su patrimonio y actividades fueron en este país.

Dado que en dicha empresa participaban el exministro Andrés Felipe Arias y su esposa Catalina Serrano, una persona sin identificar remitió la información sobre la existencia de la misma a la Fiscalía colombiana.

Respecto de los asuntos migratorios a que se refiere Gómez Pinilla, publicando un formulario en blanco que no corresponde a mis archivos ni a mis documentos de inmigración, es fundamental recalcar que las autoridades migratorias de los Estados Unidos conocieron en detalle los motivos por los que en su momento solicité asilo político en este país, del que ahora soy ciudadano con plenos derechos, los cuales haré valer.

Ernesto Yamhure

Envíe sus cartas a lector@elespectador.com

Comparte en redes: