¿Por qué denunciar la pérdida de documentos?