16 Jan 2020 - 12:31 p. m.

Asesinatos a líderes sociales son una amenaza a la democracia: Iglesia 

El máximo rector de la comunidad católica en el país no guardó silencio ante los registros de homicidios y atentados contra los defensores de DD.HH. Piden al Gobierno proteger a esta población. 

-Redacción Política (politicaelespectador@gmail.com)

Desde Naciones Unidas, hasta colectivos de la sociedad civil han rechazado y mostrado su indignación por la cifra que hoy registra Indepaz de líderes sociales asesinados en los corrido de 2020: 19 en total, a corte del 14 de enero. A esta única voz, también se unió la Iglesia, haciendo un llamado a preservar la vida y a la paz.

“Los obispos sentimos inmenso dolor, preocupación y rechazo al recibir, cada día, en lo recorrido de este 2020 noticias de asesinatos de líderes y de amenazas a las comunidades. Nos manifestamos solidarios con los sobrevivientes, los familiares y seres queridos de quienes han perdido la vida en esta oleada de violencia y muerte sin sentido. Aseguramos nuestra oración y cercanía a todas las diócesis y comunidades que han sido gravemente golpeadas por la violencia, especialmente a las de los departamentos del Chocó, Cauca, Valle del Cauca, Norte de Santander, Nariño y Arauca”, se lee en un comunicado de la Conferencia Episcopal. 

Le puede interesar: Crímenes de líderes sociales son por “oposición a sus dinámicas de paz”: Indepaz.

Para los obispos, los homicidios a los líderes sociales son una clara amenaza a la democracia y a las instituciones del país y por ende “pedimos que todos, Gobierno y sociedad civil, hagamos cuanto sea necesario para evitar que sigan ocurriendo asesinatos, atentados y acciones violentas contra nuestros hermanos y hermanas”. 

El llamado también lo hicieron a los nuevos mandatarios que llegaron a las alcaldías y gobernaciones el pasado 1º de enero, “para que incluyan en sus acciones de gobierno la protección de las comunidades y de sus líderes. Insistimos en la necesidad de poner en marcha una política pública nacional para enfrentar esta amenaza, que incluya acciones de protección, de respuesta oportuna a las alertas y de presencia eficaz de las instituciones del Estado en las comunidades más vulnerables”, se resalta en el documento. 

Igualmente, los obispos insistieron que ellos seguirán en los territorios, acompañando a las comunidades “más distantes y desprotegidas”. A la vez, que reconocen y admiran la labor de estos líderes que buscan “se respete la dignidad humana, sus derechos y se haga justicia”.

Comparte: