29 Jul 2021 - 4:09 p. m.

Coalición de la Esperanza aboga por recuperar relación bilateral con Venezuela

De visita en Cúcuta, integrantes de la alianza se comprometieron a “renunciar a la diplomacia del micrófono” y restablecer los canales de comunicación entre Bogotá y Caracas.

En desarrollo de una visita en Cúcuta (Norte de Santander), los miembros de la Coalición de la Esperanza –una alianza de figuras políticas con miras a las elecciones de 2022 y que conforman, entre otros, Sergio Fajardo o Jorge Robledo–, manifestaron su determinación “de recuperar la relación bilateral con Venezuela”.

Los integrantes de la Coalición destacaron “la histórica, rica y compleja vecindad con Venezuela”, señalando que no solo comparten fronteras, sino una estrecha relación económica, social, política y cultural. En ese sentido, se comprometieron a “trabajar en el establecimiento de la democracia en Venezuela y la reconstrucción de su economía”.

Lo anterior, mediante el apoyo a la organización de elecciones libres en las que todas las fuerzas y los movimientos políticos puedan participar, contando además con observación internacional.

“(Se debe) renunciar a la diplomacia del micrófono y restablecer los canales de comunicación entre Bogotá y Caracas, en especial, para atender asuntos binacionales urgentes, como la pandemia, la migración y la seguridad”, explicaron.

La Coalición se comprometió no solo a respaldar iniciativas diplomáticas bilaterales y multilaterales para la búsqueda de una salida pacífica, política y democrática en Venezuela, sino a rechazar “inequívocamente” las detenciones arbitrarias y los tratos crueles, inhumanos y degradantes a los que han sido sometidos líderes sociales, figuras políticas, defensores de derechos humanos y miembros de la oposición, exigiendo su inmediata liberación.

Según explicó la alianza, la designación de Venezuela como Estado patrocinador del terrorismo solo serviría para agudizar la polarización interna, dividir a los países interesados en la solución democrática, alimentar los llamados para el uso de la fuerza y cerrar la puerta a la negociación.

“La política de la confrontación no trajo beneficios democráticos para Venezuela, pero sí daños económicos y sociales para nuestra frontera. Así nadie gana. Colombia está llamada a restituir el diálogo como el pilar de nuestra relación bilateral para defender los intereses de las gentes de Colombia y Venezuela y eso haremos”, precisaron.

Adicionalmente, se comprometieron a ejercer control en territorio fronterizo colombiano para garantizar la seguridad de la población residente, así como de los migrantes, hoy expuestos a la criminalidad.

En ese sentido, abogaron por abrir los pasos fronterizos formales para regularizar el tránsito de personas, mercancías y bienes y servicios e impulsar la reanudación de los servicios de los consulados colombianos para dar soluciones a los connacionales en el vecino país.

Comparte: