7 Dec 2020 - 6:00 p. m.

Comisión Primera de la Cámara aprobó proyecto que prohibirá las corridas de toros

El Gobierno tendrá seis meses para la reconversión económica de quienes se dedican a esta actividad. La iniciativa pasa a segundo debate.

Este lunes, la Comisión Primera de la Cámara aprobó en primer debate el proyecto para prohibir las corridas de toros en el país. Este es el octavo intento legislativo en los pasados 10 años.

Con una amplia mayoría, de partidos de diferentes vertientes ideológicas, la comisión aprobó la iniciativa de cinco artículos que también prohíbe las actividades de novilladas y becerradas, así como se obliga al Gobierno a acompañar en los seis meses siguientes a la promulgación de la ley la reconversión de la actividad económica de quienes se dedican a esta actividad.

Lea: En el Congreso se intentará, una vez más, prohibir las corridas de toros.

Como era de esperarse, hubo unos pocos que manifestaron resistencia al proyecto, defendiendo las libertades individuales y los derechos de las minorías, en este caso de los que trabajan alrededor de los eventos taurinos, así como los espectadores. Para representantes como Gabriel Santos (Centro Democrático) esta actividad debe acabarse con el tiempo, por el rechazo que tenga la misma ciudadanía.

“Hay una nueva conciencia cultural que debe tomar esta determinación y la ciudadanía está desistiendo de estas prácticas”, dijo en referencia a la reducción de corridas en el país. En el debate se habla de una disminución del más del 50%, es decir, de 15 eventos, solo se realizan cuatro.

Sobre este tema, Juan Carlos Losada, del Partido Liberal y autor de la iniciativa, tramitar este proyecto es un llamado de la Corte Constitucional que ha sentado jurisprudencia en contra del maltrato animal en pasadas sentencias y ha manifestado que el Congreso sí puede prohibir estas prácticas.

“Si los animales eran consideradas cosas, la tortura a la que eran sometidos tuvo alguna justificación. Ahora cuando no los consideramos simples cosas, sino que tienen un sistema nerviosos igual de complejo al ser humano y son seres sintientes (Ley 774 de 2016) y sujetos de especial protección del Estado, no podemos llamar a esto cultura, porque es una forma de tortura inaceptable”.

Lea más: La dilatada discusión de la ley antitaurina.

Y respecto al concepto de minorías que usó Juan Manuel Daza (Centro Democrático), Losada advirtió que no es equiparable, pues han sido una minoría que han impuesto y sostenido una práctica de la que, dice, el 80% de los colombianos rechaza. “Minorías son los indígenas, los afros, las mujeres que, aunque son mayoría numérica, han sido tratadas como minorías, la comunidad LGBTI”.

En este Congreso, es la primera vez que este proyecto se debate en comisión Primera y no en Séptima. Esto en una interpretación entendiendo los derechos de los animales como materia constitucional y no meramente un asunto cultural y recreativo. Con esta aprobación, la iniciativa pasa a segundo debate en la plenaria. Para su trámite, Daza solicitó se adelante una audiencia pública para escuchar a todos los involucrados y afectados.

Comparte: