A Óscar, de Protagonistas, lo deprime que lo llamen 'gay'

Su mejor amigo asegura que él no es homosexual.

Óscar Naranjo, el polémico participante de Protagonistas de Nuestra Tele, centra la atención no sólo en la casa estudio sino en miles de colombianos que quieren conocer acerca de su vida y entender el comportamiento dentro del concurso, pues con sus particulares gritos y con su constante llanto ha colmado la paciencia de los concursantes del realitie.

En una entrevista realizada por El Heraldo a un amigo y a la tía de Óscar se cuenta un poco cómo es la vida del joven de 18 años que ha puesto a hablar al país entero.

Jesús David Salcedo dice ser el mejor amigo de Óscar y desmintió las versiones que lo califican como ‘gay’; asegura que a él lo deprime que lo llamen así.

“Cuando conocí a Óscar pensé como todo el mundo que él era homosexual por sus ademanes y su forma de hablar. Un día le pregunté y me dijo que él no era gay, y que por el momento no le interesaban ni los hombres ni las mujeres, que lo único que le gustaba era su talento como actor”, contó Salcedo.

“Él lo único que quiere es conseguir una beca para estudiar actuación y llegar a interpretar todos los papeles con los que ha soñado. Óscar no sueña ni con plata ni con fama, él sueña con sus novelas, porque ese es el escape de su dura realidad”, agregó Jesús David a El Heraldo.

La tía, Rosiris Naranjo, dice que su sobrino es “noble, sincero y de buenos sentimientos”. Señala que Óscar “lo único que busca en la vida es triunfar y convertirse en un gran actor”.

Se refirió a la agresión física por la que fue eliminada Elianis Garrido, indicó que sintió una gran impotencia de ver esas imágenes por televisión y no poder hacer nada.

“Nosotros somos una familia humilde. No le guardamos rencor a nadie a pesar de que vimos como nuestra hermana (Belisa Naranjo, madre de Óscar) sufrió viendo lo que le hicieron a Óscar. Lo único que queremos es que él cumpla un sueño con el que ha crecido toda la vida”, expresó a El Heraldo.

Rosiris puntualizó en que nada de lo que se ve por televisión es fingido. “Él es así. Inquieto, extrovertido, dicharachero. Desde siempre lo recuerdo en su cuarto, en el patio de la casa, actuando y armando escenas de las novelas que veíamos durante todo el día. Óscar ha tenido que lidiar con carencias familiares y el rechazo de jóvenes que lo criticaban por su manera de ser. En nuestra familia tratamos de darle mucho amor y no negarle nada, creo que lo tuvimos en una burbuja y eso no lo ayudó a madurar”, concluyó a ese periódico de Barranquilla.