La zona número 1 de Bogotá

Concesionarios modernos, servicios rápidos y de calidad y una ubicación estratégica hacen de Morato el espacio más adecuada para comprar carro.

¿Qué hay en Morato que no hay en otras zonas de la ciudad? “Están todos los servicios necesarios para su carro: Concesionarios de todas las gamas con vehículos nuevos y usados, parqueaderos privados y amplios para los clientes, compañías aseguradoras para la valoración de los vehículos y, además, una avenida rápida y descongestionada que permite el tránsito libre por el lugar”, explica Alirio Alarcón, gerente general de Auto Stok.

Una respuesta que, entre líneas, prueba por qué este lugar de Bogotá se convirtió en el más atractivo a la hora de comprar carro en la ciudad y que por su ubicación resulta la más cercana opción si se está movilizando por algunas de las principales avenidas de Bogotá. “Aquí, en tan sólo cinco cuadras, están once de las principales marcas que hay en el país. Las que se ensamblan en Colombia: Chevrolet, Mazda y Renault; las importadas más conocidas, como Toyota y Nissan; las japonesas más representativas, también están Hyundai, Porsche, Ford, entre otras”, agregan los directivos de Distoyota.

Lo cierto es que las marcas que aún no están allí no lo han logrado porque no hay el espacio suficiente. Sin embargo, ya se habla de la extensión de la zona debido a la compra de las pocas viviendas que aún quedan en el lugar. Así las cosas, las marcas que están presentes podrían aumentar su presencia y las que aún no la tienen, llegar con fuerza e instalarse en Morato.

Una zona en la que las cifras lo dicen todo, pues Los Coches, Distoyota y Auto Stok coinciden en que de la totalidad de los clientes que llegan a comprar a la zona, 80% salen a bordo de un vehículo nuevo. Y de esos que se van estrenando, 50% lo hicieron cambiando carros de modelos 2004 hacia arriba por los cero kilómetros.

Un espacio tan interesante que marcas premium ya se estacionaron en el sector. “Morato es un sector amable, cerca del norte, donde todos los concesionarios son integrales, modernos y donde la experiencia de comprar es agradable”, detalla Jorge Tobón, gerente de marca de Porsche, compañía que recientemente abrió su segundo concesionario en Bogotá.

Entre las vías que se conectan rápidamente con Morato están la Avenida 68, la Boyacá, la Avenida Suba, la Calle 116. Por ello, con sus vías de acceso está cerca del norte, del occidente y de la sólida Ciudad Salitre, la parte de la ciudad que muestra los más altos índices de crecimiento.

A esto se suma que por ser un espacio tan reducido, quienes llegan a comprar lo pueden hacer caminando, o quienes dejan sus vehículos en reparaciones rápidas, puedan ir a otros concesionarios de las demás marcas, para tener en cuenta opciones de compara futuras.

Un negocio que aumenta rápidamente y que para todas las marcas presentes, representa, sólo en ventas de repuestos y mantenimiento de vehículos, cerca del 30% de sus ingresos, pues la capacidad instalada que tienen para las reparaciones, llega a un 90% de uso diario. Servicios que se activan cada vez que los vehículos culminan sus tiempos de garantía y cuando se comprueba que la fidelidad en las marcas es cercana al 60%.

Entre los pronósticos de Morato, dicen los empresarios protagonistas, está que en el futuro cercano se consolide aún más como la zona número 1 para comprar carro y que ojalá se instalen también cajeros automáticos y centros de servicio de la Secretaría de Movilidad, para que los trámites sean más rápidos y la comodidad sea completa.

Temas relacionados