BMW Z4: evolución del placer y buen gusto

En las vitrinas colombianas ya está la nueva máquina. Un descapotable moderno con la línea de diseño de la tradicional marca alemana.

En las vitrinas colombianas ya está la nueva máquina.

Un descapotable moderno con la línea de diseño de la tradicional marca alemana. En 1936 el BMW 328 descapotado y ganador de varias competencias automovilísticas se imponía como la mejor opción para viajar a toda máquina. Para 1956, el 507 llegó personalizado y se vendía a gusto de cada cliente. 1988 fue el año para el Z1, del que sólo se construyeron 8.000 unidades y se podía manejar con las puertas abajo. Era 1993 cuando prendió motores el Z3, con una producción total de 300.000 vehículos. En 1999 apareció el Z8, hecho con carrocería de aluminio y aceleración de 0 a 100 kilómetros en cinco segundos y en 2002 se puso a rodar el Z4 Roadster, ensamblado en Carolina del Sur. Ahora, siete años después y para completar la historia, en las vitrinas de Autogermana en Colombia reposan los primeros Z4 renovados con techo hidráulico duro retráctil y más atractivos que nunca.

Nueva máquina de la casa alemana con una gran apuesta en diseño exterior e interior, detalles únicos en su carrocería que le dan un toque más agresivo y con ventanas laterales 40% más grandes que el anterior modelo y 52% más amplias en la parte trasera, lo cual ofrece dentro del vehículo una sensación de espacio más amplio y cómodo que no tenía el anterior modelo descapotado.

Producido en la planta de Regensburg, Alemania, donde también se ensambla el Serie 3 Cabrio, este Z4 permite a su conductor abrir y cerrar la capota en tan sólo 20 segundos y lograr un mayor aislamiento acústico en el momento de cierre, algo más del 50% comparado con los techos de lona, que dejan pasar con facilidad el sonido.

En cuanto a la caja de cambios, el vehículo podrá ser pedido, de acuerdo con el cliente, en tres presentaciones distintas: mecánica o automática de seis velocidades o caja DCT de siete velocidades. Y para una mejor combinación y desempeño, también se podrá escoger una de las tres referencias distintas de motor: sDrive 23i, sDrive 30i, sDrive 35i.

Con el 23i se tiene una cilindrada real de 2.497c.c. y una potencia máxima de 204/6.400 hp/rpm. Con el 30i se llega a los 2.996c.c. y en el 35i es fácil superar los 2.900c.c. con una condición especial: es seis cilindros biturbo.

En su interior el conductor tiene una disposición total de los botones de información gracias a la perfecta inclinación del panel de control, y para aquellos vehículos ensamblados con caja automática, el habitáculo traerá una pantalla de 8,8 pulgadas, la más grande del segmento, con el fin de entregar toda la información detallada y paso a paso. El volante viene en cuero y para lograr una mayor dinámica interior, los nuevos mandos son redondos para controlar, por ejemplo, el aire acondicionado, pues ahora la consola central es más grande y espaciosa para que sea manipulable no sólo por el piloto sino por el copiloto.n/a

Temas relacionados

 

últimas noticias

Nissan Sentra SR: renovado y deportivo

Ford vendió su Mustang número 10 millones