Clase C, la estrella

Mercedes-Benz lanzó en Colombia la quinta generación de su modelo más vendido en el mundo. Un auto renovado y con argumentos para seducir a los amantes de la marca.

La marca alemana Mercedes-Benz vuelve a decir presente en el país. Su estrella, ese símbolo inconfundible, brilla una vez más con intensidad y esta vez lo hace con su modelo más emblemático, el Clase C, cuya misión es clara y está enfocada en elevar la barra de su segmento, mantener la fidelidad de sus clientes y despertar el interés de las nuevas generaciones, ávidas de ser conquistadas.

Después de cerca de seis meses de espera, el Baby-Benz, como fue conocido en sus orígenes (1982), llega al país de la mano de Daimler Colombia, que además de darse a la tarea de tener en el país lo más pronto posible sus últimas novedades mundiales, ha venido trabajando de manera juiciosa en hacer su operación mucho más eficiente.

El Clase C, lanzado con lujo de detalles a comienzos del año en el Salón de Detroit, llega en un momento inmejorable para la marca, que puede decir a los cuatro vientos y con orgullo que es la líder del segmento prémium en Colombia, con un acumulado de 1.189 unidades en lo que va corrido del año, una cifra que espera duplicar con creces, sobre todo teniendo en cuenta el arribo de su actor protagónico al portafolio.

“Por fin llegó. Por fin acabó la espera de un modelo que representa el 30% de las ventas de Mercedes-Benz en el mundo, con más de 5 millones de unidades comercializadas, de las cuales más de 5.000 ruedan en Colombia. El Clase C es para nosotros un modelo especial, pues se lleva el 45% de su segmento. Además, Colombia es el primer país de Latinoamérica en tenerlo y ese es otro motivo de satisfacción”, expresó en el lanzamiento oficial del modelo en Bogotá Héctor Corredor, el director sénior de Ventas y Mercadeo de Automóviles Colombia.

Desde el Fast Terminal, un centro de alistamiento de 2.000 metros cuadrados situado en la Zona Franca de la ciudad de Santa Marta, el cual le ha permitido a Daimler optimizar la puesta a punto y distribución de los modelos a los diferentes concesionarios del país, se puede decir que el Clase C, en su quinta generación, es un modelo completamente nuevo, en el que destacan aspectos de diseño y tecnología que han hecho de Mercedes-Benz una marca de prestigio.

Las dimensiones del Clase C crecieron (95 milímetros más largo, 40 milímetros más ancho y una distancia entre ejes 80 milímetros mayor) con el objetivo de entregarles a los ocupantes un mayor espacio y comodidad interior. Se corrió el habitáculo hacia atrás y por ello su capó ahora luce más imponente. Pero lo importante es que, a pesar de lo anterior, su peso en lugar de aumentar bajó considerablemente (hasta 100 kilogramos menos), gracias a un concepto inteligente de construcción ligera. Ahora el maletero tiene una capacidad de 480 litros.

La nueva Clase C, que ya se encuentra a la venta e inicialmente se ofrece para el mercado colombiano en versiones C 180, C 200 y C 250, se despide de las formas convencionales de sus antecesores, con un diseño dinámico y llamativo, sugestivo y sensual, dicen sus creadores, sin perder la elegancia propia de los modelos de la marca.

En esta oportunidad los creadores pensaron en todos los detalles y dentro de las propuestas innovadoras está el hecho del elegir entre dos frontales, con la intención de capturar la atención de clientes diversos. Uno de ellos con la estrella generosa en la parrilla central y aspecto más deportivo; el otro, para la versión C 200 Exclusive, con la estrella sobre el capó, respetando una tradición.

La nueva Clase C está equipada de serie con faros halógenos y faros LED y hay una versión estática y una versión dinámica con LED Intelligent Light System.
En cuanto a motorizaciones, destacan los propulsores de cuatro cilindros con inyección directa y sobrealimentación por turbocompresor. La versión C 180 cuenta con un motor de 1.595 cc, que desarrolla 156 caballos de potencia y un torque de 250 newton-metro; la C 200 viene con un propulsor de 1.991 cc, de 184 caballos y 300 N-m, y la C 250 AMG monta también un motor de 1.991 cc, pero con una potencia de 211 caballos y un torque de 350 N-m. Las versiones para el mercado colombiano tendrán caja de cambios automáticos 7G-Tronic Plus.

En materia de infoentretenimiento, viene con un display central exento de 17,78 centímetros (7 pulgadas) de diagonal situado por encima de la consola central. Una novedad es el Touch Pad, que al igual que en un smartphone, le permite al usuario manejar de forma sencilla e intuitiva todas las funciones de la unidad central por medio de los dedos. El panel táctil permite además introducir letras, cifras y caracteres especiales con escritura natural y en cualquier idioma.
En cuanto asistencias para el conductor, incorpora casi todos los sistemas que vienen en la Clase S y en la Clase E, agrupándolos bajo la filosofía Intelligent Drive. Entre ellos el Attention Assist, la cámara de reversa y el asistente de parqueo. Además de ayudas activas que intervienen en la dirección y los frenos. Arranca en $91’900.000 y se extiende a $151’900.000.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Nissan Sentra SR: renovado y deportivo

Ford vendió su Mustang número 10 millones