El diamante de Jaguar

Fabricado en la planta de Birmingham, Inglaterra, este extraordinario superdeportivo se volvió el modelo más dinámico de la marca.

Desde su nacimiento en 1922, cuando William Lyons fundó la compañía SS Cars Ltd, que después de la Segunda Guerra Mundial y por obvias razones cambió su nombre por el de Jaguar, la marca inglesa ha brillado gracias a sus llamativos deportivos, que además de un diseño excepcional cautivan con sus prestaciones y revolucionarios avances tecnológicos.

Como parte de la estrategia emprendida hace casi una década para ampliar el portafolio, fortalecer la marca e impactar al mercado, Jaguar presentó un fascinante coupé. El más eficaz, dinámico y con mayores prestaciones de su historia.

El F-Type viene en tres versiones: el básico y el S, con motores de 3.0 litros V6 de 340 y 380 caballos de fuerza, que aceleran de 0 a 100 en 5,3 y 4,9 segundos respectivamente; alcanzado una velocidad máxima que sobrepasa los 260 km/h y la versión R, con un poderoso motor de 5.0 litros V8 de 550 caballos de fuerza.

Fabricado completamente en aluminio, el F-Type Coupé goza de una excelente rigidez torcional que se siente especialmente en las curvas y cuando se pisa el acelerador a fondo. A esta innovadora estructura, que cuenta con una carrocería ligera y resistente, se suman los frenos CCM de carbón cerámico, que garantizan un rendimiento constante.

Las tres versiones vienen con un cambio automático secuencial de ocho velocidades, denominado Quickshift, que brinda una conducción más deportiva y se maneja desde la palanca SportShift o a través de las levas en el volante. Para sacarle más provecho a su increíble potencia, la versión R viene con un diferencial electrónico activo de última generación, que redistribuye el par motor entre las llantas traseras.

Otra de las novedades es un control de reparto de par en curva que ayuda a precisar el frenado para garantizar la estabilidad y agilidad indispensables cuando se vuela por las carreteras. También han causado admiración la suspensión deportiva con amortiguación Adaptive Dynamics y el Configurable Dynamic Mode, que mejoran la capacidad de respuesta.

El diseño interior es otra de las cualidades del F-Type Coupé. El cuero de los asientos se extiende hasta el tablero, el timón, la consola y los paneles de las puertas. Gracias a sus 4.470 milímetros de largo y 1.923 de ancho viajan cómodamente dos pasajeros incluso llevando una cantidad de equipaje considerable, pues el baúl tiene 407 litros de capacidad.

Este superdeportivo, elegante por dentro y agresivo en el exterior, se ha convertido en la joya de Jaguar, en su modelo estrella, en la evidencia de su apuesta por crear carros extraordinarios, amigables con el ambiente, que despierten entusiasmo y pasión. Vehículos para hacer historia.

Temas relacionados