Semana Santa con gas vehicular

El uso del gas como opción de combustible vehicular les permitirá a los colombianos ahorrar un 50% en promedio.

Los viajeros que utilizan gas natural vehicular se ahorran un buen dinero

 

“Un vehículo a gasolina consume el doble de combustible para recorrer la misma distancia que uno equipado con el sistema de gas. Por ejemplo, una camioneta particular con motor a gasolina que viaja de Bogotá a Barranquilla gasta aproximadamente $994.502, lo que corresponde al doble del gasto de un vehículo a gas natural vehicular en el mismo recorrido, el cual gastaría $492.961”, explica René Perea, director comercial de Gas Natural Fenosa.

En la actualidad, Colombia cuenta con más de 692 estaciones de servicio de gas natural vehicular distribuidas en todas las regiones del país, lo que permite que los vehículos a gas se trasladen de un lugar a otro con puntos de abastecimiento asegurados. Las estaciones de servicio y puntos de tanqueo se encuentran en 43 ciudades del país y 30 municipios para garantizar una buena cobertura y el acceso a este combustible en la geografía nacional.

En Colombia hay cerca de 468.000 vehículos que funcionan con gas natural y la conversión a gas para un vehículo de quinta generación cuesta en promedio $3’600.000, de los cuales cerca del 61% son subsidiados por la alianza de los actores de la cadena, entre ellos Ecopetrol y Gas Natural Fenosa, a través de un fondo de conversiones.

Además de la reducción de gastos, el gas natural también ofrece beneficios ambientales. Un motor con gas natural no emite material particulado, principal agente de contaminación en las ciudades, y sus emisiones de monóxido de carbono son casi nulas, pues produce 95% menos que un motor que funciona con gasolina. De igual modo, la contaminación auditiva está por debajo de la que puede producir un motor convencional.