La victoria de Kia Sportage

El modelo más vendido de la marca coreana en Europa obtuvo el primer lugar en la categoría más reñida: Compacto SUV.

El nivel de satisfacción de los exigentes conductores alemanes es la esencia del famoso estudio JD Power, que cada año evalúa los principales modelos de vehículos que ruedan por las autopistas y vías germanas. Los resultados son fruto de una minuciosa encuesta entre más de 18 mil personas, que deben calificar la calidad de los carros, la confianza que les generan, sus atractivos y los gastos de mantenimiento.

La Kia Sportage fue la ganadora de su categoría (Compacto SUV), al obtener 83,6% de satisfacción. Una grata noticia para la marca, que ratifica por qué es su modelo más vendido en el continente europeo. Artur Martins, vicepresidente de Marketing de Kia Motors Europa, comentó emocionado que “el influyente Informe de JD Power permite que el resto del mundo sepa cómo ha sido la experiencia con el vehículo y el reto que las marcas tienen día a día”.

Y enfatizó en que “la Kia Sportage ha sido increíblemente popular dentro del mercado alemán y este resultado es una prueba de su atractivo y de la mejoría en términos de calidad y satisfacción que han tenido los productos de Kia a los ojos de nuestros clientes”. Tan sólo el año pasado se comercializaron 89.553 unidades de este vehículo en el viejo continente.

En su versión 2014 ha llamado la atención de quienes buscan comodidad, calidad, espacio interior y un buen precio. Dentro de sus atractivos se destacan los faros traseros led, la nueva gama de llantas de 16, 17 y 18 pulgadas y una antena en el techo con la forma de una aleta de tiburón. En su interior los cambios son todavía más notorios. Trae un panel central de instrumentación de 4,2 pulgadas y la posibilidad de hacer combinaciones con piel en la tapicería. Para brindar mayor confort se instaló una película intermedia entre las dos láminas de cristal del parabrisas, que aísla el ruido generado por el aire cuando el carro está en marcha.

A lo anterior se suman tres innovadores desarrollos que buscan minimizar las vibraciones para que los trayectos sean más amenos: el subchasis delantero se montó sobre casquillos en vez de haberse atornillado, se añadió un eje intermedio a la transmisión y una sujeción más rígida a la caja de cambios. Adicionalmente se implementó un nuevo sistema de válvulas en los amortiguadores, que genera el equilibrio perfecto entre comodidad y rendimiento.
En la tabla general de fabricantes, Kia también obtuvo un reconocimiento al subir cinco posiciones con respecto al año pasado, ubicándose en el décimo lugar.