Aventuras por los volcanes

Para fortuna de los turistas más atrevidos existen cientos de cráteres activos que aún pueden ser visitados. Conozca algunos de los más representativos por su historia o tamaño.

Etna (Italia)
Situado en la isla mediterránea de Sicilia y con 3.300 metros de altura, es el cráter más activo de Europa. La historia antigua consideraba que en su interior se encontraba la mítica fragua del dios Vulcano. Al no estar enlistado entre los más peligrosos, es ideal para ser visitado.
 
Sakurajima (Japón) 
Este volcán, que consta de tres picos principales, es un lugar turístico destacado, con fuentes calientes, hidroterapia y un suelo bastante fértil que permite el cultivo de los rábanos chinos más gruesos del mundo y las mandarinas más pequeñas. Recibe cerca de 1,8 millones de visitantes al año y forma parte del Parque Nacional Kirishima-Yaku.
 
Pacaya (Guatemala)
Es quizá uno de los volcanes más preparados para atraer visitantes, debido a que en 1963 fue declarado Parque Nacional. Está ubicado cerca de la colonial población de Antigua Guatemala, en el departamento de Sacatepéquez. Para llegar a él basta con tres horas de recorrido. La caminata se divide en dos grados de dificultad: una de roca dura, que es relativamente fácil, y otra, la más cercana a la cima, que al estar formada por los restos que emanan de su interior hacen más complicado el camino.
 
Mauna Loa (Hawái)
Con aproximadamente 75 kilómetros cúbicos, es considerado el volcán más grande de la Tierra. Debido al riesgo que representa para los asentamientos humanos, ha sido incluido dentro del programa Volcanes de la Década, que promueve el estudio de los cráteres más peligrosos del mundo.
Temas relacionados