La comida como arte

Cartagena es uno de los destinos obligados para propios y extranjeros. Su historia, su gente, su cultura, la ciudad amurallada y su gastronomía encantan a miles de personas cada año.

El chef Ramón Freixa celebra un año de la apertura de su restaurante Erre en Cartagena. / Paola Manzi Comunicaciones

La arepa de huevo y el arroz con coco, acompañado de mariscos, hacen parte de las recetas típicas. Sin embargo, la cocina internacional está cobrando cada vez más protagonismo.

Cocineros extranjeros han adaptado algunas de las recetas de las abuelas, innovando con nuevos ingredientes que cada día ganan más adeptos. Es el caso del restaurante Erre, del chef catalán Ramón Freixa, ubicado en el décimo piso del hotel Las Américas, en donde los clientes pueden disfrutar de cuatro ambientes y contemplar el mar.

Justamente ese paisaje azul, que le recuerda a su ciudad, Barcelona, motivó a Freixa, el primer chef tres estrellas Michelín en abrir un restaurante en Colombia, a lanzarse con su primer local en América Latina. Y fue en su cocina donde, luego de un pequeño juego, surgió el reto entre un cocinero de Cartagena y uno español por preparar el mejor sancocho de pescado.

El triunfo fue del extranjero y así nació la nueva versión del plato típico, eso sí, con el toque ibérico. Una receta llena de aromas gracias a la mezcla de legumbres y productos de mar. “Siempre digo que la cocina debe tener la fusión, pero sin confusión, y por eso desde hace un año empezamos a incorporar ese ADN español a los platos colombianos”, cuenta Freixa entre risas.

En su restaurante gourmet la comida se convierte en una obra de arte. Hay que probar las croquetas, las variedades de arroces o el cochinillo. Juegos de cubiertos que imitan las formas de los pinceles reposan sobre las mesas para hacer todavía más grata esta experiencia gastronómica, que desde el pasado fin de semana cuenta con un nuevo ingrediente: la terraza Effe.

Temas relacionados