El Caribe, un destino que crece pese al aumento dólar

Esta región geográfica sigue siendo una de las opciones más atractivas para vacacionar. Empresas turísticas y países moldean sus estrategias buscando mantener el flujo de turistas.

No es muy difícil darse cuenta de que el turquesa de las aguas y el blanco de la arena de las playas del Caribe han dejado flechado a muchos de quienes las han pisado, y han llenado de deseo a otros que las ven a través de imágenes. El Caribe es dueño, sin discusión, de una belleza que lo asemeja a un paraíso y se ha convertido en el ideal para los que buscan unas vacaciones donde el sol y los bikinis sean más que protagonistas y más que parte del paisaje.

La oferta es amplísima. Desde México, bajando por Cuba, Jamaica o Puerto Rico, atracando en los puertos de las Antillas Menores, como Dominica, Martinica o Barbados, hasta llegar a las islas más cercanas como Aruba, Curazao o Bonaire. Y no es en vano: la mezcla natural de la arena y el agua en las costas del Caribe atrae a millones de turistas de todas partes del mundo.

Un destino que está en el radar de cientos de agencias de viajes, aerolíneas y cruceros que, incluso, han modificado sus estrategias comerciales, particularmente en Colombia, para que el tráfico de pasajeros hacia estos territorios se mantenga a pesar de que el dólar ha sufrido un incremento dramático en el último año. María Lara Estrada, directora de asuntos corporativos de LAN en el país, señala que se trata de un esfuerzo por tener precios competitivos para que los vuelos y el número de personas que viajan a esta zona geográfica sigan en los niveles a los que aspiran.

“La industria está muy golpeada por el tema de la divisa. El 60% de nuestros costos están en dólares, pero, independientemente de la coyuntura económica, queremos cumplir con la estrategia de estimular el mercado, de aumentar la cobertura desde Colombia y de tener rutas que conecten todos los países de la región con el Caribe, explica. Para esta aerolínea, que tiene varias frecuencias semanales a Aruba, Cancún y Punta Cana, las oportunidades de crecer son grandes y para eso trabaja en mejorar los tiempos de conexión buscando que los horarios de los vuelos coincidan con los de los registros de entrada y salida de los hoteles. Asimismo, ha aumentado sus rutas directas desde fuera de Bogotá hacia las ciudades del Caribe colombiano como Cartagena, Santa Marta, San Andrés y Barranquilla.

Por su parte, Avianca centra su estrategia en la consolidación de un portafolio de productos y servicios de viaje competitivos que se ajusten al nicho de mercado. “El Caribe se considera un destino con una alta demanda por parte de viajeros de turismo y negocios, lo que permite ofrecer precios competitivos en sus diferentes rutas”, señaló en un comunicado la aerolínea, que tiene frecuencias a Aruba, Barbados, Ciudad de Panamá, Curazao, Cancún, La Habana, Punta Cana, San Juan de Puerto Rico y Santo Domingo. En 2015 Avianca movilizó a más de 420.000 pasajeros desde Colombia a destinos del Caribe.

La industria de cruceros tampoco pretende bajar la guardia y ha hecho de esta región el eje sobre el que consolida sus estrategias comerciales. Para esta temporada, la compañía Pullmantur inaugurará un nuevo puerto de embarque —Puerto Limón, en Costa Rica— y dos rutas. Uno de los itinerario es Islas del Caribe, a bordo del buque Zenith, que atracará en La Romana, St. Maarten, Antigua, Santa Lucía y Barbados. A su vez, los turistas podrán visitar y ver los paisajes envidiables de Puerto Limón, Colón (Panamá), Cartagena, Jamaica y Gran Caimán, eligiendo el itinerario Caribe Legendario, desde las cubiertas del buque Monarch.

Estos dos nuevos recorridos se unen al ya conocido Antillas & Caribe Sur, cuyas salidas tendrán como protagonista a La Heroica entre el 2 y el 29 de octubre de este año. “No sólo vamos a incrementar nuestra apuesta por el mercado latinoamericano con la incorporación de dos rutas únicas, además ofreceremos a los pasajeros la mejor gastronomía y nuevas y mejores excursiones”, señala Jorge Wilches, presidente de la compañía.

No sólo las empresas se han puesto manos a la obra. Varios países de la región han enfocado sus planes de promoción hacia Latinoamérica, teniendo en cuenta la cercanía y una economía que pare ellos no está del todo mal. Vicky Chandler, directora para el Caribe y América Latina de la oficina de Turismo de Barbados, señala que a través del proyecto Brillant Barbados, y en el marco de la celebración de los 50 años de independencia del Reino Unido, se pueden encontrar descuentos de hasta el 50% en hospedajes en la isla. De hecho, con la apertura del vuelo directo en diciembre pasado entre Bogotá y este país insular, que cubre Avianca, 300 colombianos mensuales están viajando a Barbados, mientras antes eran 500 anuales. “Barbados ha trabajado siempre en el turismo. Es el motor económico principal y por eso hay muchos restaurantes, hoteles, atracciones y eventos”, explica Chandler.

El Caribe es fuerte y su belleza y las oportunidades de crecimiento económico para las empresas del sector y los países insulares y costeros están sobre la superficie, esperando ser pescadas. Una región que ni la fluctuación del dólar ha sacado del foco de los catalejos.

618285

2016-02-23T23:50:03-05:00

article

2016-02-24T00:29:50-05:00

none

Germán Gómez Polo

El Caribe, un destino que crece pese al aumento dólar

54

5189

5243