Escapadas de primavera

Una guía de rutas cortas con estadías en hostales para disfrutar de frondosos y coloridos paisajes en Italia, Francia, España y Holanda.

En primavera, los campos de Provenza (Francia) florecen y se visten de morado. / Fotos: 123rf

La primavera es tal vez una de las épocas más propicias del año para emprender un viaje. El clima es perfecto y los paisajes extraordinarios. Como todavía faltan unos días para que comience la temporada alta por cuenta de las vacaciones de mitad de año, se pueden conseguir tiquetes y estadías a muy buenos precios.

La página web Hostelworld, especializada en alojamientos económicos, elaboró un listado de los destinos de ensueño para visitar en mayo. Recorridos en bicicleta, caminatas, paseos en bote, picnics a la orilla del Rin, regatas, tardes a caballo y actividades para disfrutar de la naturaleza son los protagonistas de estas travesías por los rincones de Europa.

Desde la Toscana, en Italia, pasando por los campos de lavanda en Francia, de narcisos y jacintos silvestres en Inglaterra, los jardines de tulipanes en Holanda y las montañas del sur de España, esta ruta promete una experiencia inolvidable, con hospedaje en castillos convertidos en hostales, acogedores refugios o casonas restauradas para recibir a visitantes extranjeros, con precios que oscilan entre los 17 y los 40 euros diarios por persona. Es decir, que con cerca de $200.000 al día es posible aventurarse por el Viejo Continente y descubrir el encanto de la primavera.

Entre girasoles

La Toscana es tal vez uno de los parajes más fascinantes de Italia. Sus verdes colinas, salpicadas de viñedos y extensos campos de girasoles, permiten desconectarse y sumirse en un descanso absoluto. No en vano este destino ha sido escenario de películas e inspiración de artistas. Además de disfrutar de la ruta del vino, hay que probar la pasta, los panes, los quesos y las recetas típicas del nororiente del país. El valle del Chianti es uno de los lugares recomendados para dormir en medio de la naturaleza.

Paseo entre narcisos

La oscuridad de los helados inviernos ingleses comienza a desaparecer en marzo con la llegada de la primavera. Para abril y mayo las flores se encuentran en todo su esplendor, y en condados como Devon esta época del año es especialmente acogedora. Uno de los principales atractivos es el Parque Nacional de Dartmoor, en donde los campos se tiñen de azul y amarillo por cuenta de los narcisos y jacintos silvestres que se abren para recibir los rayos del sol. En medio de este paraíso se encuentra el hostal YHA Dartmoor, un refugio natural para descansar en familia.

 A rodar por los Países Bajos

En abril comienzan a florecer los tulipanes y una explosión de color se extiende por los campos y la viñas holandeses. Seguir la ruta de los tulipanes es uno de los planes recomendados para quienes se animen a visitar por esta época el país europeo. El recorrido se disfruta todavía más si se hace en bicicleta.
Son 40 kilómetros partiendo de la ciudad de Haarlem, junto al río Spaarne, hasta Leiden, en cuyos muros están escritos más de cien poemas en por lo menos 30 idiomas. Estrofas y versos de Shakespeare, Rilke, Verlaine o Apollinaire obligan a los turistas a levantar la mirada. Durante la travesía, una de las paradas obligadas es el parque Keukenhof, en donde se aprecian más de siete millones de flores. Stayokay Haarlem es una económica opción para hospedarse, además de ser el punto de partida de la ruta y prestar el servicio de alquiler de bicicletas.

 

 

Temas relacionados