"Hay que visitar Cartagena antes de morir": embajador de Chile en Colombia

Dos años y cinco meses han sido suficientes para que Ricardo Navarrete Betanzo se enamore de nuestro país, incluso, fue distinguido como hijo ilustre de Villa de Leyva. Conozca sus lugares favoritos y los destinos que recomienda para visitar en Chile.

La gran diversidad de paisajes, climas, cultura y ecosistemas de la Patagonia chilena llaman la atención de turistas de todo el mundo cada año. /Cortesía

Pocas veces se tiene el placer de conversar con un extranjero que hable con tanta pasión y propiedad de Colombia como Ricardo Navarrete Betanzo, embajador de Chile en nuestro país. Dos años y cinco meses en el territorio nacional le han permitido conocer sus maravillas y desafíos, observar las dificultades como oportunidades y estar convencido de que hoy el único riesgo es que los turistas se quieran quedar. Viaja a Chile de vez en cuando, cada que su trabajo lo permite, pero de Colombia no se va nunca, siempre la lleva en el corazón.

Recientemente, Chile fue reconocido como el mejor destino de turismo de aventura del mundo en los World Travel Awards, los premios Óscar del turismo. La elección estuvo basada en el trabajo de promoción internacional que ha realizado el país austral durante los últimos años e inspirada en sus increíbles y diversos paisajes en los que se disfruta de actividades como surf, trekking, mountainbike, rafting, kitesurf, senderismo, fly fishing y cabalgatas, entre muchas otras.

Navarrete Betanzo es consciente del impacto de esa promoción que cruza fronteras, por eso se refiere a la economía colombiana y a la de su país con cariño. “La relación que hay entre ambas naciones es muy sólida, crecientemente apasionante, porque se da no sólo en aquellas materias puras sino también en el conocimiento de lo que son ambos países. De parte y parte, sin embargo, hace falta mostrar esos lugares desconocidos que poco se promocionan. Las personas deberían ir más allá del turismo tradicional”.

¿Cuál es su lugar favorito de Colombia?

Las autoridades municipales de Villa de Leyva me distinguieron como hijo ilustre, de manera que no puedo dejar de mencionar lo interesante que resulta recorrer esa ciudad y su entorno, que es tremendamente atractivo. Pero claramente diría que uno de los lugares más espectaculares que tiene Colombia, de categoría mundial y que hay que conocer antes de morir, es Cartagena. Esta ciudad tiene una magia única. También se me viene a la cabeza la selva colombiana; es apasionante. Pocos países gozan de un atractivo en materia de belleza natural y geográfica como Colombia.

Si tuviera que recomendarles a los colombianos cinco imperdibles de Chile, ¿cuáles serían?

En el norte, San Pedro de Atacama; en el centro, el valle del Elqui; en el sur, la IX Región de la Araucanía, con sus termas de volcanes, lagos y ríos. También la carretera Austral, y en el ancho océano Pacífico, la Isla de Pascua.

¿Cuál es su plato colombiano favorito?

El ajiaco bogotano.

Y una receta imperdible de Chile.

La cazuela de vacuno, de cerdo o de pava con chuchoca, y los productos del mar: los locos y erizos. Chile tiene probablemente la variedad de mariscos más exquisita y grande del mundo.

Su vino favorito.

La cepa Carmenere.

¿Por qué vale la pena conocer Chile?

Tiene aspectos muy particulares que lo diferencian de otros países de América Latina. Una de las ventajas que le dan solidez y firmeza a sus atractivos turísticos son los complejos de los deportes invernales. La cordillera de los Andes permite promover mucho la práctica del esquí, por ejemplo. También están las termas naturales, presentes prácticamente en todo el territorio, y en verano se disfruta de playas muy bonitas. Por supuesto, no podemos dejar de lado un destino como Santiago, una ciudad muy moderna que tiene una serie de interesantes atracciones que invitan a recorrerla. Finalmente vale la pena resaltar el viaje por la carretera Austral, probablemente uno de los lugares más bellos del mundo.

¿Qué desafíos comunes tienen Colombia y Chile para fortalecer aún más su oferta turística?

Pienso que ambos tenemos mucho por hacer. Por distintas razones, Chile no ha invertido más en turismo, en explotar sus riquezas naturales para luego promoverlas. Creo que ahí tenemos un desafío que está siendo asumido por la autoridad pública, cada vez con mayor conciencia y compromiso. Y Colombia, por su conflicto, probablemente tampoco ha tenido la potencia para desarrollar la enorme cantidad de oferta que tiene en condición de ser explotada, pero el día que la ponga en funcionamiento va a ser una palanca fundamental de su economía.

¿Cuál ha sido su viaje favorito por las carreteras colombianas?

De Bogotá a Cartagena. De ida me hospedé en Barichara. Al día siguiente seguí y me alojé en Bosconia, luego llegué a Cartagena. De regreso me devolví por Sincelejo, Montería y Caucasia, en donde dormí. Al día siguiente me fui a Medellín y luego Bogotá. Fue una travesía larga y agotadora, pero inolvidable.

Temas relacionados