Nueva Jersey: paraíso de la diversidad

Del otro lado de Nueva York está Nueva Jersey, uno de los 50 estados de Estados Unidos, que alberga 10 ciudades y al MetLife Stadium, el recinto en el que se jugará el partido final de la Copa América Centenario.

Exactamente se encuentra en East Rutherford, una pequeña población en el condado de Bergen.

Más allá del interés que despierte por cuenta del fútbol, Nueva Jersey tiene una de las ofertas turísticas más diversas del país, nutrida por más de 200 kilómetros de playas, que se extienden desde Sandy Hook hasta Cape May y que son los lugares preferidos de quienes practican deportes náuticos o buscan diversión en la arena, excursiones y disfrutar de los mariscos o pescar.

A pesar de este poderoso encanto natural, también se destaca por sus opciones para el ocio y el entretenimiento con una amplia variedad de almacenes de lujo y una animada vida nocturna. Los visitantes pueden conocer la oficina de George Washington, en el pueblo de Morristown, o la ciudad de Trenton, en donde se libró la batalla de la Independencia de Estados Unidos, en 1776. En Jersey City sobresale el Parque Estatal de la Libertad y está el entretenido paseo en ferry, que pasa muy cerca de la famosa Estatua de la Libertad.

Quienes se animen a disfrutar de la vida nocturna podrían dirigirse hasta Atlantic City, llena de hoteles, casino y lujosos restaurantes. No por nada es conocida como la verdadera alternativa de Las Vegas. Aquí la sugerencia es visitar el paseo marítimo, donde se encuentran numerosos restaurantes y varios de los hoteles más famosos, como el Taj Mahal y el Caesars Palace. Tampoco está de más recorrer las calles Atlantic Avenue y Pacific Avenue.

En esa misma ciudad, uno de los planes imperdibles es la visita al faro Absecon, considerado uno de los más antiguos del país y en el que aún se conserva un lente Fresnel de 1827. Después de subir 228 escalones se tiene una vista panorámica espectacular de toda la ciudad.

Si el paseo se hace con niños, una excelente opción para garantizar la diversión está en el popular parque Six Flags, en el municipio de Jackson, condado de Ocean, a un poco más de una hora en carro desde Atlactic City. Sus gigantescas montañas rusas, atracciones mecánicas y eventos de deportes extremos, como BMX o skate, atraen a cientos de visitantes todos los días.

La variedad hace parte de Nueva Jersey y por eso, sobre todo en verano, se convierte en uno de los lugares más visitados por los turistas extranjeros y los neoyorquinos que buscan escapar de su ajetreado ritmo de vida.