La metrópoli para invertir

La combinación perfecta entre públicos y privados hacen de Bogotá una ciudad que atrae importantes cifras de capital.

Con fortalezas en la apertura de empresas y registro de propiedad, Bogotá se está ganando con rapidez el honor de ser una de las capitales más atractivas de América Latina para hacer inversión. Una ciudad en la que los empresarios encuentran un entorno político y económico con mayor poder de negocios, óptima gestión urbana y calidad de vida, así como con un importante desarrollo de servicios empresariales.

No en vano América Economía Intelligence de 2009 la ubicó en el sexto puesto entre las 50 ciudades más influyentes e interesantes para hacer negocios del cono sur. Producto de una infraestructura hotelera de última generación, comenta Mariela Barragán Beltrán, secretaria de Desarrollo Económico de Bogotá, quien además explica que este buen momento de la ciudad se ha dado por la “vocación empresarial que existe en la ciudad, el desarrollo en infraestructura, su modernidad, su ubicación y el avance administrativo con un trabajo conjunto entre lo público y privado”.

Y para sustentarlo, la Cámara de Comercio de Bogotá desde su Dirección de Estudios e Investigaciones, muestra que “Bogotá tiene una de las economías más grandes y estables de América Latina: es la sexta ciudad más grande de la parte sur del continente con una población de 7,5 millones de habitantes que concentra el 17% de la población colombiana. El Producto Interno Bruto asciende a US$66.754 millones, superando el PIB de algunos países como Costa Rica, Uruguay, El Salvador, Panamá, Bolivia y ciudades como Monterrey, Brasilia, Caracas, Quito, Lima y Montevideo”.

Entre los principales sectores que más se está moviendo la inversión están los textiles, la marroquinería, joyas, confecciones, salud, educación y hotelería. Y en los que se debe fortalecer, apunta Barragán, están los de químicos y metalmecánica, donde podamos trabajar más a fondo en las unidades productivas generadoras de empleo”.

Lo más importante es que desde que se está trabajando con Invest in Bogotá, la agencia de promoción e inversión calificada por el Banco Mundial como una de las de mejor desempeño en el mundo con el puesto 16 de entre 200, se han generado 20 decisiones de inversión entre 2008 y 2009 en la ciudad, que permitirán la creación de 7.000 nuevas plazas de trabajo en industrias de tecnología, cosméticos y productos de aseo, turismo de salud, diseño gráfico, textiles y confecciones. “La meta es cumplir a 2011 con 30 compromisos, lo cual nos hace pensar que ya tenemos gran parte de esa meta cumplida y podemos alcanzar más contactos en lo que queda de este año y el que viene”, agrega Barragán.

De ahí que no sólo las cadenas hoteleras sean las más representativas en este constante de inversión que llega a la ciudad, sino que también se tengan en cuenta los recursos que deciden inyectar las compañías que ya operan en la ciudad y que, con beneficios tributarios, están haciendo inversiones con extensiones de 20 años y más.

Temas relacionados