Por los aires

El sector aéreo se modernizó y ofrece buenos precios.

Cuando menos ciudadanos del mundo toman un avión para buscar un destino de vacaciones, aventura o negocios, desde hace un año en Colombia muchas personas que nunca habían utilizado el transporte aéreo pueden acceder con mayor facilidad a tiquetes que antes eran un privilegio de pocos. Pero el cambio no es sólo en tarifas. Las aerolíneas locales andan en un proceso de modernización de todos sus servicios con el fin de brindar mayor seguridad y ampliar la oferta de rutas vigentes.

La aerolínea Aires incorporó en el último año ocho aviones Boeing 737/700 de última generación y, según anuncia Francisco Méndez, presidente de la compañía, en 2010 llegarán dos más a completar el proceso de modernización. “Asimismo, estamos trabajando para ingresar las aeronaves Dash Q400 para el mercado nacional y regional con el objeto de renovar toda la flota”.

Por su parte, Aero República completó recientemente la renovación total de sus aviones y hoy cuenta con 15 jets Embraer 190, que le permitieron abrir su campo de trabajo hacia rutas internacionales. Así, en la actualidad ofrece como destinos Panamá, Caracas, Quito y, según confirma Roberto Junguito, presidente de la compañía, “desde el próximo 26 de marzo se iniciará la nueva ruta internacional Bogotá-Guayaquil”.

Con respecto a Avianca, la compañía mantiene un plan de expansión y fortalecimiento de la red de destinos, rutas, frecuencias y alternativas de conexión a través de acuerdos interlínea y de código compartido con aerolíneas de diversas regiones del mundo. La más reciente fue la unión con Taca, que le permite volar a más de 100 ciudades alrededor del mundo, 75 de ellas en América Latina.

Esta dinámica de llegar a más sitios también es seguida por Aires, que está trabajando en un plan que busca traspasar nuevas fronteras y llegar a destinos como Estados Unidos y otros países de la región como Brasil, Canadá y México. “Esperamos para este año la apertura de nuevas rutas internacionales hacia Toronto, São Paulo, Ciudad de México, entre otros. Y empezamos desde el próximo 25 de marzo con la apertura de otras directas a Fort Lauderdale (Florida) desde Cali, el 26 de marzo desde Barranquilla y Medellín (vía Barranquilla), así como en el mes de junio desde Cartagena, Bucaramanga y Pereira (vía Cartagena)”, corrobora Méndez.

En cuestión de servicios, los operadores aéreos también se han modernizado. Por ejemplo, Aero República estrenó el mes pasado una plataforma web que facilita la consulta de información y mejora la agilidad en cuanto a la necesidad de los viajeros. A esto se suma la implementación de un filtro élite, sala élite y sala de niños en el muelle nacional del aeropuerto El Dorado en Bogotá.

Otra aerolínea que sigue esta tendencia es Aires, que a finales de 2009 renovó su sistema de reservas para agilizar el proceso de chequeo de los pasajeros y facilitar la venta en oficinas propias.

Avianca, por su parte, puso en marcha el simulador A320, especial para entrenamiento y práctica de la tripulación en aeronaves Airbus A-320 y A-319, de las cuales incorporaron tres en 2009.

En cuestión de cifras

Las inversiones en renovación de flota, tecnología y servicio se ven reflejadas en los resultados económicos del sector, al punto que el presidente de Aires afirma que su compañía está pasando por el mejor momento y espera para 2010 transportar alrededor de 3’200.000 pasajeros, así como crecer 98,4% respecto al año pasado. “De acuerdo con el informe entregado por la Aerocivil, con las cifras de enero de 2010, Aires inició el año con un crecimiento del 262%, comparado con el mismo mes del año pasado, posicionándose como la segunda aerolínea del mercado aéreo colombiano”, agrega Francisco Méndez.

Entre tanto, Roberto Junguito sostiene que el hecho de lograr eficacia en costos, renovar la flota y mejorar sus procesos tecnológicos, le ha permitido a la empresa vivir un mejoramiento sustancial en términos de pasajeros, lográndose un factor de ocupación cercano al 70%, que, como dice el líder empresarial, “pese a la guerra de tarifas, contribuyó a cerrar un año positivo para nuestras finanzas”.

Con respecto a las tarifas, importante estrategia del sector para aumentar la afluencia de pasajeros, Avianca dice que esto ha redundado en un crecimiento cercano al 15% en el tráfico en el interior de Colombia, pero para este año la compañía calcula un incremento en el número de viajeros del orden del 10%, tanto en rutas nacionales como internacionales.

Este panorama deja claro que el sector aéreo colombiano vuela con buenas turbinas, en un espacio libre, donde el más beneficiado seguirá siendo el viajero, quien tendrá más tecnología y comodidad con precios competitivos.

Temas relacionados