No me la resisto

Las razones por las cuales las mujeres no salen con los hombres de compras, ni ellos tampoco.

Son pocos los hombres que son capacesde aguantarle el ritmo a una compradora. He aquí algunas de las razones por las que ellos evitan acompañarlas a ir compras.

1. Porque se miden 27 vestidos y después de modelar durante una hora y media terminan comprando el primero que el vendedor les mostró.

2. Porque no tienen vergüenza ni consideración con los vendedores. Son capaces de medirse 32 pares de zapatos y al final no comprar ninguno.

3. Porque odian que los vendedores estén detrás de ellas pero… eso sí, ¡ay! de que no haya cerca una persona para atenderlas cuando necesitan alguna cosa.

4. Porque cuando preguntan cómo les queda un pantalón y les decimos que muy bien, dicen que somos mentirosos y que lo único que queremos es que compren rápido.

5. Porque ruegan que las acompañemos pero sólo porque no tienen quién les cargue los paquetes.

6. Porque cuando dicen que van a ir a comprar “una cosita“ terminan recorriendo todo el centro comercial.

7. Porque cuando hay rebajas no hay quién las ataje. Terminan comprando una cantidad de cosas que no necesitan.

8. Porque aunque conocen perfectamente su cuerpo, no son capaces de comprar por tallas… todo tienen que probárselo.

9. Porque siempre preguntan lo mismo: ¿me veo gorda?

10. Porque siempre que van a comprar vestidos de baño terminan llorando.

11. Porque no son capaces de comprar si alguien no les da su opinión acerca de lo que tienen puesto.

12. Porque después de que compran algo que les gustó, no se aguantan las ganas de preguntar el precio cuando lo ven en otro almacén.

13. Porque son incansables… cuando uno cree que ya están terminando, sacan fuerzas de donde no tienen y terminan entrando a otra tienda.

14. Porque aunque las tiendas las abren temprano, les encanta ir a comprar a la hora de la montonera.

15. Porque piden rebaja.

16. Porque aunque no tengan plata les encanta recorrer los outlets.

17. Porque no entienden que vacaciones quiere decir “descanso” y creen que salir de viaje implica ir a todos los centros comerciales.

No me lo Resisto

Si ellos creen que es un placer su compañía a la hora de comprar, deberían escuchar cuando ellas aseguran que prefieren salir de shopping solas antes que mal acompañadas.

1. Porque se cansan con facilidad y eso que no usan tacones.

2. Porque se desesperan y toca aguantárles su mala cara.


3. Porque les parece que todo nos queda divino,
con tal de salir rápido.

4. Porque compran sin medirse nada y después nos mandan a cambiar lo que compraron.

5. Porque cantaletean y reniegan porque les toca esperar.

6. Porque son capaces de comprar un bono de regalo con tal de salir del paso.

7. Porque no entienden que acompañar quiere decir entrar con nosotras a las tiendas. Terminan dejándonos solas en los almacenes pues prefieren quedarse afuera con tal
de que no los pongamos a opinar.

8. Porque viven preguntando ¿y sí necesitas eso?

9. Porque se escandalizan con los precios y no entienden que las marcas valen.

10. Porque preguntan ¿ya casi?

11. Porque no entienden que comprar es una terapia.

12. Porque creen que comprar es cambiar un producto por plata… no dimensionan el placer que se siente al comprar.

13. Porque no tienen ni idea de las tallas de sus hijos, hermanas, padres y demás y creen que es obligación nuestra escoger los regalos.

14. Porque no entienden nuestras necesidades y creen que compramos cosas inútiles.

15. Porque se atreven a preguntar ¿acaso no tienes unas botas en la casa? Y no entienden que nosotras necesitamos muchos pares.

16. Porque creen que nosotras somos indecisas, pero cuando ellos no están convencidos de algo, no hay quién se los aguante.

17. Porque ellos sí tienen derecho a afanar, pero ¡ay de que uno los afane cuando de mirar cosas para el carro o de tecnología se trata!.

18. Porque son simples y justifican su simpleza diciendo que son prácticos.

19. Porque no son expresivos; su palabra favorita es “bien”… no son capaces de decir divino, espectacular, baratísimo ni nada por el estilo.

20. Porque jamás toman la iniciativa. Nunca se les ocurre levantarse y decirnos
¿por qué no nos vamos de compras?

Temas relacionados