La intérprete de ´Mala hierba´ comenzó la difícil etapa de las cirugías en 2012.
La intérprete de ´Mala hierba´ comenzó la difícil etapa de las cirugías en 2012.
Instagram
1 Aug 2021 - 9:00 p. m.

Alejandra Guzmán: 40 cirugías salvaron su vida

Alejandra Guzmán confesó que se sometió a por lo menos 40 cirugías para salvar su vida. Su lucha inició cuando le inyectaron biopolímeros para aumentar sus glúteos.
Redacción Vea

Redacción Vea

Redacción Revista Vea

La intérprete de Mala hierba habló sinceramente sobre uno de los episodios dramáticos que tuvo que afrontar y que hizo peligrar su vida. Alejandra concedió una extensa entrevista a Yordi Rosado, en su canal de YouTube, y en ella habló de las numerosas intervenciones quirúrgicas a las que tuvo que someterse luego de un procedimiento estético para aumentar sus glúteos. Una inyección de biopolímeros desencadenó un infierno. ¨Empecé a darme cuenta de que no estaba bien de salud cuando estaba en Londres haciendo un disco. Ahí ya no podía caminar y me empezaba a sentir muy mal, con una fiebre espantosa. Se necrosa tu piel, se pone negra y dura como una piedra y el plástico no permitía que pegara mi piel con mi piel porque había plástico¨, le contó al entrevistador.

Alejandra recuerda como una tortura la primera vez que la operaron, y las veces que cambió de médico, pues se daba cuenta que, aunque querían ayudarla, no lo lograban. ¨Me han operado como 40 veces. Tengo una historia clínica muy amplia, soy la VIP de ahí¨. Llegó un momento en el que debió firmar un documento para que hicieran experimentos en su cuerpo, y evitar así que demandara si los resultados no eran óptimos.

En ese doloroso proceso la famosa intérprete de Yo te esperaba estuvo a punto de rendirse. Recuerda que llamó a su padre, el cantante Enrique Guzmán, y le dijo, ¨papi, ya quiero tirar la toalla, ya estoy cansada, ya no quiero, ya no puedo¨. Él la hizo reaccionar al ponerle en el teléfono al público, y al oírlo, la Guzmán sintió que revivía. Salió del hospital.

Aunque todavía debe someterse a más procedimientos médicos, Alejandra es cada día más optimista. ¨Ya no me siento mal, amo mis cicatrices, ahora me quiero más que antes, me acepto más, me cuido más y el haber estado en el hospital me hizo darme cuenta de la capacidad que tiene uno de aprender¨.

Comparte: