Publicidad
Redacción Vea / 8 May 2022 - 4:59 p. m.

Natalia Durán, una madre de avanzada: “no hay temas prohibidos en casa”

Natalia Durán celebra el Día de la Madre y ratifica que cómo es su forma de educar a sus hijos sin juzgar y desde el amor. ¿cómo lo hace?

Redacción Vea

Natalia Durán y sus hijas Mia y Nina. También tiene un varón llamado Dante
Johan López
Natalia Durán posa para las páginas de la revista Vea.
Natalia Durán posa para las páginas de la revista Vea.
Foto: Cortesía revista Vea

A lo largo de los años la actriz Natalia Durán ha aprendido que no hay absolutos, como tampoco hay negros y blancos, los grises son la constante. Eso quiere decir que no hay nada bueno complemente bueno o completamente malo y todos los seres humanos tenemos una cara buena y otra que no lo es tanto. De ahí la importancia de relacionarnos desde el amor, la comprensión e incluso el perdón entre todos. Este principio lo aplica para todo y su rol de madre no es la excepción.

La actriz que fue madre a sus 18 años y hoy tres hijos: Mia, Nina y Dante, reflexionó hace poco con Vea sobre la importancia de no perder esta perspectiva. “Todo en la vida tiene valores opuestos, no hay nada que no tenga esa característica. Por eso son tan innecesario esos juicios que te dicen esto es malo o esto es bueno. Mira el agua, así como en oportunidades salva vidas, también causa inundaciones y destruye. Todos tenemos esa capacidad, esa dualidad. A mí los moralismos me molestan mucho. La realidad es que uno es un ser lleno de contrastes, lleno de contradicciones e imperfecciones y desde ahí debemos vivir y relacionarnos”, dijo la actriz que celebrará este Día de la madre junto a los sus tres hijos.

También te puede interesar: ¿por qué a Natalia Durán le molesta que digan que su padre es abusador si lo es?

El miedo y la culpa son basura, expresa Natalia Durán

Por eso, en su trato con sus hijos no hay temas prohibidos y en su casa, de todo es posible hablar. “De todo, no hay temas prohibidos en cada hablamos de absolutamente todo. Les cuento igualmente todo. No desaprovecho nada que puede ser una lección o aprendizaje para mí para que ellos también aprendan. También sé que ellos deben equivocarse. Es lo natural ¿cómo aprende el bebé que está empezando a caminar? Cayéndose. Así es, aprendemos con el error”.

Adicionalmente procura alentarlos a trabajar para sacar de sí los miedos, las culpas y en general los sentimientos negativos y mantener siempre la mente abierta. “Los miedos son basura, la rabia es basura la culpa. En todos los procesos lo que sirve es el amor”.

Aquí las noticias que son tendencia en el entretenimiento

Sus hijos fueron los primeros en enterarse de que padecía cáncer y aunque en principio la noticia pareció devastarlos, poco a poco Natalia se propuso que la lección de la lucha contra la enfermedad fuera para todos y así ha sido. “El apoyo y el acompañamiento familiar es vital en estos procesos, hay que vivirlo todo desde el amor”, comenta Natalia quien siempre se ha sentido feliz de haber sido una madre joven, rol en el que se siente dichosa.

Recibe alertas desde Google News