En favor del medio ambiente

Fiat presenta una propuesta innovadora que podría contribuir a reducir el impacto que generan los autos en el calentamiento global.

La industria automotriz, frente al calentamiento global, ha entendido que es parte del problema y también de las soluciones. Por eso, las marcas siguen trabajando firmemente en propuestas para la conservación del medio ambiente, y la italiana Fiat es una de ellas, con su concepto Uno Ecology.

Para comenzar, este modelo, desarrollado en Brasil fue equipado con un motor de un litro que se mueve 100% con etanol (E100), un combustible renovable, que emite menos emisiones de CO2 con respecto a un motor de gasolina.

Además, las partes plásticas fueron elaboradas con los residuos de la caña de azúcar, producto de la fabricación del etanol y del azúcar, lográndose, entre otras cosas, una reducción importante en el peso (cerca de un 8%) con relación a una de plástico. De igual manera, las mismas se pueden recuperar cuando cumplen con el ciclo de vida, ya que todos los materiales utilizados son renovables y reciclables.

Los asientos, entre tanto, fueron trabajados con fibra de coco y látex, productos renovables, permeables al aire, antihongos, reciclables y biodegradables. Los revestimientos de los mismos y las alfombras también fueron trabajados con productos que sustituyen el petróleo.

Se equipó con un techo solar fotovoltaico, que auxilian en la carga de la batería, reduciendo la necesidad de generación de energía por parte del motor y, consecuentemente, ahorrando combustible. Este techo fue proyectado para generar una potencia eléctrica de 35W, considerando exposición de ocho horas diarias al sol durante 30 días.

Otro aspecto importante fue la utilización de una película antiinfrarroja en los vidrios. Como la radiación infrarroja es la que transmite calor, la utilización de la película permite que el aire acondicionado sea accionado en menor intensidad (trabajar en la posición 1 en vez de en la posición 3). Eso representa un ahorro estimado de hasta 1% en consumo de combustible, con relación a la utilización del aire acondicionado en máxima potencia, manteniendo la misma temperatura.

Además de eso, otras dos de las tecnologías que favorecen la economía de combustible están presentes en este concepto: Start-stop, que apaga el motor del vehículo cuando éste para en un semáforo y lo enciende automáticamente cuando el pedal del embrague se acciona, generando una economía de combustible de alrededor del 5% en tránsito urbano; y TPMS (Tyre Pressure Monitoring System), que informa al conductor, a través de una señal luminosa, si hay alguna llanta con presión inferior a lo especificado, auxiliando en el bajo consumo del vehículo. Neumáticos mal calibrados pueden resultar en un aumento de hasta 5% en el consumo de combustible.

El área de innovación de Fiat tiene como uno de sus objetivos desarrollar soluciones de movilidad con materiales alternativos, reutilizables y no contaminantes para ser aplicados a los futuros modelos de la marca. El área de Innovación forma parte del Centro de Desarrollo Giovanni Agnelli, localizado en Betim y con un equipo de 800 profesionales dedicados al desarrollo de nuevos productos y tecnologías en Brasil.

Temas relacionados