Cayenne más Porsche que nunca

La firma alemana presentó la nueva versión de su vehículo deportivo utilitario (SUV), con la que buscaron un diseño más acorde con la familia de los deportivos de la marca.

Cuando la marca alemana Porsche decidió entrar en el segmento de los vehículos deportivos utilitarios (SUV) con la Cayenne, a comienzos de la década, lo hizo siguiendo los parámetros del mercado y renunciando, en parte, a algunas características de sus modelos tradicionales. Pero hoy, después de convertirse en un actor sólido, quiso volver a sus orígenes y es así como este año presenta una propuesta en la que los rasgos de la familia de los deportivos es evidente.

Con el nuevo Cayenne, que en Europa fue presentado en el mes de mayo en cinco versiones, una de ellas híbrida, se propusieron que fuera más Porsche que nunca y que por donde rodaran sus modelos fueran identificados de inmediato. Y para ello diseñaron un auto en el que se hace evidente la deportividad y el dinamismo. Se acentuó la parte delantera del capó (donde ahora va el escudo), con línea más marcadas, y su diseño es en forma de V, algo muy característico de la marca y evoca a los autos de los años 60.

Destaca también la gran entrada de aire central en el frontal, flanqueada por dos más pequeñas. Los faros de todos los modelos comparten el nuevo e inconfundible diseño de Porsche. Debido a las molduras interiores de los faros más oscuras y los anillos plateados de la unidad de iluminación, adquieren más presencia y confieren a los modelos Cayenne, junto con las unidades de iluminación dispuestas en las entradas de aire laterales, una expresividad aún más intensa.

También buscaron mejorar el espacio interior y para ello aumentaron la distancia entre ejes en 40 milímetros y la longitud en 48 milímetros. Las luces de la parte trasera, tipo led, se prolongan hacia adelante y la caída de la carrocería en esta zona es más acentuada, lo que le confiere una apariencia compacta y dinámica. En esta zona, como en los deportivos, las formas curvas cobran protagonismo.

Los nuevos modelos Cayenne incorporan de serie airbags para el conductor y el acompañante, airbags de cortinilla, así como airbags laterales en los asientos delanteros para la protección de los ocupantes, en caso de que se produzca un accidente.

En Colombia, el importador Autoélite lanzó inicialmente la versión V8 de 400 caballos de potencia, que con respecto a la versión anterior ofrece 15 HP más, pero que gracias a las nuevas tecnologías y a la disminución de peso (111 kilogramos) tine una reducción en el consumo del 23% y en la emisión de gases del 26%. Este motor se acopla a una caja Tiptronic S de ocho velocidades, con función automática de arranque y parada. Dispone de una configuración “Off road”, especialmente para la utilización fuera de carretera (excepto en el Cayenne S Hybrid). Si se activa la tecla de la consola central, la caja pasa a un programa en el que tienen prioridad la fuerza de tracción y la dosificación de la potencia.

Interiormente, también se buscó una identidad con los demás modelos, en especial con el Panamera, con una consola central generosa, en la que están los mandos de las funciones más importantes, agrupadas en grupos lógicos, lo que permite un manejo intuitivo y rápido, sin necesidad de realizar largas búsquedas en submenús.

Temas relacionados