Publicidad
4 Jan 2022 - 10:53 p. m.

Las muertes por cáncer en el mundo aumentaron un 20% en 2019

Un nuevo estudio buscó determinar cómo había cambiado la incidencia, la morbilidad y la mortalidad del cáncer entre 2010 y 2019. Los resultados muestran un aumento en los casos y los fallecimientos, tendencia que puede seguir creciendo durante, al menos, las próximas dos décadas.
El cáncer de tráquea, bronquios y pulmón fue la principal causa de muerte por cáncer en 119 países.
El cáncer de tráquea, bronquios y pulmón fue la principal causa de muerte por cáncer en 119 países.
Foto: Archivo Particular

Un nuevo estudio realizado por el Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud (IHME) de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington analizó cómo han cambiado las tendencias alrededor del cáncer en los últimos años.

En general, los científicos se preguntaron cómo ha cambiado la incidencia, la morbilidad y la mortalidad del cáncer desde el 2010 hasta el 2019. (Le puede interesar: Así es vivir el cáncer en medio de la pandemia)

A principios de la década del 2010, evidenciaron, el total de muertes por cáncer era de cerca de 8,29 millones en todo el mundo. Por su parte, los diagnósticos de personas con cáncer se cifraban en 18,7 millones. Sin embargo, para finales de esa misma década, en 2019, las muertes habían aumentado a 10 millones, y los diagnósticos a más de 13 millones a nivel mundial. Un incremento del 26,3% en nuevos casos y el 20,9% de muertes.

Estos hallazgos, publicados en JAMA Oncology, hacen parte de un estudio más grande, el “Global Burden of Disease” (GBD), un esfuerzo en el que participan más de 7.000 colaboradores de 156 países con el fin de cuantificar la pérdida de la salud en diferentes lugares a lo largo del tiempo.

Para el caso particular del cáncer, los investigadores, liderados por el Doctor Jonathan M. Kocarnik, de la U. de Washington, calcularon las tendencias de esta enfermedad a nivel mundial para 204 países y territorios.

En los resultados pudieron evidenciar que la carga global del cáncer va en aumento, y seguirá creciendo durante, al menos, las próximas dos décadas. También que fue un padecimiento más letal en el 2019 que otros grupos de enfermedades importantes, como los trastornos maternos y neonatales, las infecciones respiratorias y la tuberculosis. (Le recomendamos: ¿Quién salvará la vacunación contra el VPH en Colombia?)

Según informaron, de 22 grupos de enfermedades y lesiones analizados, el cáncer ocupaba el segundo lugar, detrás de las enfermedades cardiovasculares, en número de muertes y en años de vida perdidos a nivel mundial. Asimismo, que las cinco causas principales de “años de vida ajustados por discapacidad” (AVAD), fueron el cáncer de tráquea, bronquios y pulmón; el cáncer de colon y recto; el cáncer de estómago; el cáncer de mama y el cáncer de hígado.

El cáncer de tráquea, bronquios y pulmón fue la principal causa de muerte por cáncer en 119 países y territorios para hombres, y en 27 países y territorios para mujeres. En total, causo 2,9 millones de muertes en 2019. El cáncer de colon y recto causó 1,09 millones de muertes; y el cáncer de estómago 957.000 muertes.

Por su parte, el cáncer de mama fue la principal causa de muerte relacionada con cáncer entre las mujeres en todo el mundo, con 689.000 fallecimientos. (Le puede interesar: Los exámenes clave para la detección temprana del cáncer de mama)

Aunque la carga de cáncer creció de 2010 a 2019 a nivel mundial, los autores aclaran que las tasas de mortalidad por edad disminuyeron en un 5,9%. “Estos resultados de mortalidad estandarizados por edad sugieren un optimismo cauteloso de que se pueden haber logrado algunos avances en el diagnóstico temprano y el tratamiento de cáncer a nivel mundial durante la última década”, señalan los autores.

Sin embargo, hay un tema en el que aún hay deficiencias: las desigualdades en la distribución.

El cáncer y la desigualdad

En el estudio los autores también analizaron los casos de cáncer según el índice sociodemográfico, un indicador de desarrollo económico que permite medir las cargas de esta enfermedad en diferentes contextos socioeconómicos.

Si bien, como se mencionó, se evidenció una reducción de las tasas de mortalidad por edades, los autores indicaron que esa reducción parece estar impulsada por ubicaciones de índice sociodemográfico más altas. Es decir, en esos lugares donde el ingreso per cápita, el promedio de años de educación y la tasa de fertilidad total para las personas menores de 25 años están en mejores niveles. (Puede leer más noticias de salud aquí)

“Es especialmente preocupante que el progreso reciente en la reducción de las tasas de incidencia y mortalidad estandarizadas por edad parece concentrarse en ubicaciones con índice sociodemográfico más alto, mientras que ambas tasas todavía tienen una tendencia al alza en ubicaciones con este más bajo”, señalan los autores.

Esto, explican, puede ser el reflejo de varios factores como los cambios en las edades de la población, la capacidad de diagnóstico, e incluso, factores metabólicos y ambientales.

“Asegurar que el progreso global contra la carga del cáncer sea equitativo es crucial”, dijo por su parte Kocarnik, autor principal del estudio. “Esto requerirá esfuerzos para reducir las disparidades en la prevención, el tratamiento y la supervivencia del cáncer, y la incorporación de las necesidades y los conocimientos locales en los planes nacionales de control del cáncer”.

Recibe alertas desde Google News