16 Jan 2019 - 2:00 a. m.

“Nuestro objetivo es vender Medimás lo más pronto posible”: José Joaquín Bernal, representante de accionistas

Por primera vez, después de que se anunció la venta de esta EPS, José Joaquín Bernal, representante de los actuales accionistas, explica los motivos por los que prefirieron negociarla. Asegura que no contaron con la información apropiada y que hoy el proceso es vigilado por todos los entes de control.

-Redacción Salud

“Nuestro  objetivo es vender Medimás lo más pronto posible”: José Joaquín Bernal, representante de accionistas

Desde las últimas semanas de 2018 la EPS Medimás ha vuelto a estar en el debate público. Desde que se supo, a finales de diciembre, que sus accionistas mayoritarios estaban negociando su venta, su nombre ha aparecido en los principales medios acompañado de varios rumores. El último señala que la posible compañía compradora aparece registrada como una microempresa con un activo de $10 millones. (Lea: El año que puso a prueba la venta de Cafesalud)

José Joaquín Bernal, representante de los principales accionistas (Prestnewco S.A.S. y Prestmed S.A.S.) conversó con El Espectador para aclarar las dudas. Dice que en este momento están negociando la venta, pero no se atreve a confirmar el monto de la transacción. Asegura que el proceso es transparente y cuenta con el respaldo del sector financiero y de los entes de control.

Primero, lo obvio: ¿ya se concretó la venta de Medimás?

No se ha concretado. Está avanzando, pero una venta de estas requiere de mucho trabajo, no solo desde el punto de vista jurídico sino de una debida diligencia sobre el origen de los fondos. Para los accionistas (Prestnewco S.A.S. y Prestmed S.A.S.) el interés es que quien vaya a adquirir esto dé garantía para una buena prestación del servicio. Así que en este momento estamos en el proceso. La negociación es muy compleja. (Le sugerimos: Cafesalud ya tiene dueño: el consorcio Prestasalud pagará $1,45 billones)

¿Cuánto durará esta negociación?

Estamos tratando de acelerar el proceso lo máximo posible. Creo que las condiciones generales y principales de la negociación ya están adelantadas. Es decir, qué se compra y a cuánto se compra. Desde luego, estamos tomando unas precauciones muy altas para saber los orígenes de los recursos y verificar las certificaciones de experiencia. Después, el proceso deberá contar con las autorizaciones de los entes gubernamentales. No puedo decir cuánto se va a demorar, pero el objetivo es hacerlo lo más pronto posible.

¿Por qué decidieron venderla?

Solo puedo hablar por los accionistas. Y puedo decir que la negociación no fue lo que esperaban los propietarios. En esa medida, ellos vieron que lo más importante era buscar un grupo robusto que pudiera inyectar conocimiento, experiencia y dinero en beneficio de los afiliados.

Específicamente, ¿qué es lo que está en venta?

Puedo hablar por parte de Prestnewco y Prestmed, porque esto tiene otro factor: la negociación que los inversionistas están haciendo con Saludcoop y Cafesalud para la compra de sus activos. Lo que nosotros estamos vendiendo son los activos intangibles de Cafesalud, que es lo que tiene que ver con los usuarios. De otro lado, se está vendiendo Esimed, al igual que las acciones que Prestnewco tiene de Medimás, que es el 100 %. A su vez, la liquidación de Saludcoop está vendiendo unos activos que son unas clínicas y, también, otros activos que tiene Saludcoop como la empresa de software y Healthfood.

Ya se ha mencionado el monto por el que se va a hacer la venta. ¿Lo puede confirmar?

No puedo confirmarlo porque hasta nosotros nos estamos preguntando de dónde salió esa información. Una de las cosas más importantes en una negociación de estas es precisamente el precio. Ha habido reuniones con los entes de control, con las entidades de vigilancia y a ellos se les han mostrado cartas de intención en las que se habla de unos precios. Pero ese es un asunto confidencial. (Acá también: Revocan la venta de Cafesalud EPS)

Hablemos de la empresa compradora: Dynamic Business and Medical Solutions. ¿Qué es? ¿Quiénes son sus dueños?

Son una empresa que tiene más de veinte años de experiencia en el sector salud, en el de aseguramiento y en otros servicios que tienen que ver con software. No van a ser los únicos inversionistas. Detrás de ellos hay unos inversionistas muy fuertes, a los cuales se les está haciendo la debida diligencia para saber de dónde provienen los recursos. Si no hay claridad en ese punto pues no hay negocio. Por eso, además, estamos involucrando a todos los entes de vigilancia. Una operación de estas requiere necesariamente de la autorización de casi todo el sector financiero y cambiario. Quiero aprovechar para aclarar un asunto que salió este fin de semana en un medio de comunicación, que mostró a esta empresa como una empresa de garaje. Eso es equivocado.

Se refiere a Noticias Uno, ¿cierto? (En una nota mostraba que Dynamic Business and Medical Solutions aparecía registrada como una microempresa en el norte de Bogotá con un activo de $10 millones).

Sí. Lo que mostró es una empresa que constituyeron en Colombia hace más de cinco años, porque han estado interesados en entrar a la actividad de salud. En ese momento constituyeron esa sociedad, pero es una sociedad colombiana y con esa no se va a hacer el negocio. Quien hizo la oferta fue la sociedad estadounidense de Indianápolis, que es muy robusta. Desde luego, en este momento se está constituyendo una sucursal de esa sociedad aquí para efectos de cumplir con los trámites legales y los requisitos necesarios.

¿Qué contacto han tenido con los entes de control?

Hemos estado en permanente comunicación con ellos. Hace menos de una semana hubo una reunión en la Supersalud, en donde intervinieron la Supersalud, la Superintendencia de Sociedades, si no estoy mal, la Superintendencia de Industria y Comercio y la Contraloría. Hubo una mesa de trabajo en la que se les explicó cómo iba la negociación. Se les está dando información que, incluso, está sujeta a una reserva de confidencialidad.

¿Es difícil que el proceso sea público 100 %, como lo han solicitado algunos actores y entidades?

Lo que tiene que ver con la prestación del servicio de salud se hará con total información. Lo relacionado con cuestiones absolutamente privadas de condiciones que no afectan la prestación del servicio de salud será privado, porque es una negociación entre privados; no quiere decir que podamos hacer lo que queramos. Los órganos de control que se quieran involucrar lo pueden hacer.

¿Qué riesgo pueden tener los afiliados?

No va a haber riesgos. Esto va a ser para el beneficio no solo de los afiliados a Medimás, sino del sistema. Traer a Colombia un grupo tan robusto que va a invertir cientos de millones de dólares es un beneficio del país. ¿Qué podría ser el enemigo más grande de este proceso? La especulación. (Le puede interesar: La pesadilla de los “migrantes” de EPS)

¿Las deudas con la liquidadora ya están saldadas?

Una de las condiciones que han puesto los actores de la negociación es que todo quede saldado, de tal manera que debe llevarse a una conciliación. Lo queremos hacer frente a la Superintendencia de Sociedades, donde sentemos a los actores: Saludcoop en liquidación, Cafesalud, los anteriores y actuales compradores y hagamos un documento donde quede todo absolutamente claro. El único propósito es que, de ahora en adelante, nos enfoquemos únicamente en la prestación del servicioy en la calidad de la atención.

Hay un rumor entre quienes han escrito sobre este negocio: la posibilidad de que detrás de los nuevos compradores también haya personas relacionadas con el pasado de Saludcoop. ¿Es cierto o no?

No existe ninguna posibilidad. Son recursos 100 % de capitales del exterior. Es una operación tan grande que tiene que involucrar al sistema financiero colombiano. Para que este sistema entre a apoyar esta operación tiene que haber absoluta claridad de la procedencia de los recursos. No hay la más mínima posibilidad de que haya personas relacionadas con el pasado sistema de salud colombiano.

¿Cuál cree que fue el principal error de los actuales dueños de Medimás desde que fue comprada?

No quiero entorpecer la negociación con mis declaraciones. Desde luego que se han cometido errores, pero pienso que faltó información para saber qué se estaba comprando. Los niveles de información que se tenían no eran apropiados. Cuando se vinieron a auscultar las cosas, la situación era diferente. Esto ha sido muy difícil. En ese sentido, los bancos cerraron las puertas a los nuevos adquirientes y los entes de control también, especialmente la Procuraduría.

Síguenos en Google Noticias