16 Jun 2020 - 4:58 p. m.

Una buena noticia farmacológica contra el coronavirus para médicos y pacientes

Uno de los grupos que evalúa medicamentos para tratar a los pacientes con síntomas mas graves detectó beneficios al usar dexametasona.

Aunque aún hace falta un largo recorrido para la posible aparición de una vacuna contra el SARS-CoV-2 o tratamientos más específicos para apaciguar los síntomas que desata este virus, seis meses después de la irrupción de la pandemia comienzan a aparecer señales para ser optimistas.

Una de ellas la acaba de anunciar Peter Horby y Martin Landray, jefes de uno de los ensayos clínicos que hacen parte de la iniciativa mundial conocida como Recovery con la cual se busca evaluar potenciales terapias contra el coronavirus. En un comunicado de prensa, sin que aún esté disponible la publicación científica, los investigadores advirtieron que el uso de dexametasona, un potente glucocorticoide con propiedades antiinflamatorias y que también genera inmunosupresión, podría tener beneficios en el manejo intrahospitalario de los pacientes más graves.

Para evaluar su eficacia, los médicos involucrados en el ensayo clínico prescribieron a un total de 2104 pacientes 6 miligramos de dexametasona una vez al día (por vía oral o por inyección intravenosa) durante diez días y los compararon con 4321 pacientes asignados a un grupo que recibió el tratamiento habitual.

De acuerdo con sus resultados, la dexametasona redujo las muertes en un tercio en pacientes ventilados y en una quinta parte en otros pacientes que recibieron oxígeno solamente. Sin embargo, advirtieron que no hubo beneficio entre aquellos pacientes que no requirieron asistencia respiratoria. “Con base en estos resultados, se evitaría 1 muerte mediante el tratamiento de alrededor de 8 pacientes ventilados o alrededor de 25 pacientes que requieren oxígeno”, apuntaron.

Peter Horby, profesor de enfermedades infecciosas emergentes en la Universidad de Oxford, y uno de los principales investigadores del ensayo, dijo que la “dexametasona es el primer fármaco que ha demostrado que mejora la supervivencia en COVID-19. Este es un resultado extremadamente bienvenido. El beneficio de supervivencia es claro y grande en aquellos pacientes que están lo suficientemente enfermos como para requerir tratamiento con oxígeno, por lo que la dexametasona ahora debería convertirse en el estándar de atención en estos pacientes”.

Pese a los prometedores resultados, la experiencia reciente con casos como la hidroxicloroquina indica que es necesaria la prudencia hasta que otros grupos y nueva evidencia confirmen los anuncios.

Comparte:

Inscríbete a Nuestros Newsletter

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarte, aceptas nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
Para tener acceso a todos nuestros Newsletter Suscríbete