¿Se ha afectado la industria atunera?

La industria atunera colombiana se ha visto afectada con el caso de aparición de mercurio en algunos lotes de atún de las marcas Van Camp’s y Carulla. En poco tiempo, el atún pasó de ser el alimento preferido y de mayor consumo entre los colombianos, a convertirse en el ingrediente amargo de la cena. Todo comenzó cuando el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) ordenó recoger más de 40 mil latas de atún contaminadas con niveles de mercurio superiores al permitido por la regulación sanitaria del país. De inmediato se encendieron las alarmas y las compras de las latas de atún se fueron debilitando. El clímax llegó cuando el Invima anunció que otras 12 mil latas que se comercializaban en distintos almacenes Carulla del país contenían el doble del mercurio permitido.