"El show debe continuar"

A pesar de las conmemoraciones del 11 de septiembre la moda se muestra optimista.

La Semana de la Moda en Nueva York abrió el jueves dentro del contexto particular del décimo aniversario de los atentados del 11 de septiembre, aunque eso no disminuyó la efervescencia de formas y coloridos en torno al Lincoln Center. Este domingo, a pesar de que los estadounidenses rendirán homenaje a las víctimas de los ataques, los desfiles transcurrirán con normalidad. Algunos diseñadores admitieron cierto malestar al respecto, al recordar que ese trágico martes, hace diez años, se cancelaron todos los desfiles. “Todavía es difícil pensar en la fecha del 11 de septiembre”, dijo Stephanie Winston Wolkoff, directora de la Semana de la Moda, al hablar con periodistas, “pero esto es un negocio. Vamos a conmemorar ese momento, pero, por respeto a lo que sucedió y por respeto a la industria, el show debe continuar”, dijo.


Una de las novedades de esta versión 2012 es que muchos desfiles podrán seguirse por internet. Los organizadores han ofrecido además la posibilidad de ver una treintena de desfiles en asociación con YouTube (http://www.youtube.com/liverunway), y los aficionados podrán seguir algunas pasarelas incluso desde sus teléfonos móviles.


Aunque los platos fuertes se posarán sobre la pasarela la próxima semana, con Marc Jacobs, Diane Von Fürstenberg, Donna Karan y Tommy Hilfiger, desde ya se pueden anticipar algunas tendencias para la primavera del 2012. Nicholas K, la marca neoyorquina de los hermanos Nicholas y Christopher Kunz, mostró mujeres con ropas vaporosas y livianas. Para los hombres, el pelo largo fue la norma, así como las pañoletas alrededor del cuello.


Para la marca BCBG Max Azria llegó el momento de las grandes formas geométricas coloridas, con cortes rigurosos y sobrios, pero osados en el color, con naranjas, amarillos y verdes fuertes. Richard Chai, por su parte, le apostó al color, con chaquetas para hombres y tono coral para mujeres, con generosos estampados en vestidos, camisas y minishorts, y extrañas minifaldas rayadas.