La reciente arquitectura colombiana sorprende a universidad china de Shanghai

La exposición “Arquitectura en Colombia y el sentido del lugar. Últimos 25 años”, fue presentada en la prestigiosa Universidad de Tongji, en Shanghai, cuna de grandes arquitectos e ingenieros chinos.

La muestra, organizada por la Sociedad Colombiana de Arquitectos y por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, permanecerá abierta al público hasta el próximo 27 de junio en la centenaria universidad china, donde se exhiben 60 paneles con fotografías, explicaciones y planos de autores y estudios colombianos del último cuarto de siglo.

Para Colombia, es importante presentarla en “la universidad más reputada de la arquitectura china, en la ciudad número uno de la arquitectura moderna”, indicó el embajador colombiano en Pekín, Guillermo Ricardo Vélez, que con estas declaraciones enseguida despertó el interés de decenas de alumnos y de varios académicos.

“Tenemos mucho que aprender de la experiencia colombiana en arquitectura”, dijo Li Xiangning, decano asistente y profesor de Historia y Crítica de la Arquitectura de la afamada facultad de esa carrera en Tongji. “Lo interesante -matizó- es cómo se combina la modernidad con la tradición, y la tecnología y los materiales locales”.
 
“Hasta hace poco aprendíamos el modelo occidental de modernización, según el cual, sólo con mucho dinero y alta tecnología se puede hacer buena arquitectura”, explicó, pero “los palacios y las casas tradicionales de China estaban hechos con técnicas de construcción primitivas, pero también eran de calidad”.
 
Para Li, los arquitectos colombianos contemporáneos no han cometido el mismo error de olvidar sus tradiciones y se muestran muy sensibles con respecto a las condiciones climatológicas, la topografía y los materiales y tradiciones constructivas locales.

“Colombia da un buen ejemplo para mostrar a los arquitectos chinos que no deberían quejarse por las restricciones de presupuesto (que suelen afrontar con frecuencia). Que vean lo que se hace en Colombia, donde no emplean mucho dinero, pero mantienen estándares altos de diseño y construcción”, alabó Li.

Por su parte, el académico Li Zhenyu, vicedecano de la facultad de Arquitectura, reconoció no conocer bien aún lo que se hace en Colombia, pero deseó “que a partir de esta muestra podamos intercambiar más experiencias e ideas” entre los profesionales de ambos países.

“Queremos que en China se asocie con Colombia la cultura, el baile, el deporte, el café, y hoy, la arquitectura”, sintetizó el embajador Vélez, quien reveló un ambicioso proyecto para 2009.

Mañana, sábado, se reunirá con responsables del moderno Museo de Shanghai -la colección más grande de arte chino de la antigüedad de todo el país- para negociar la posibilidad de exponer allí, un año antes de que se celebre la Exposición Universal, una parte del tesoro del Museo del Oro del Banco de la República de Colombia.

Temas relacionados