Giovanni Urshela, un nuevo yanqui colombiano

La Triple Corona, ¡codiciada pero muy esquiva!