Tecnología

27 Feb 2018 - 9:07 p. m.

Airbnb es culpada por alza de precios de viviendas en Islandia

Un informe publicado el martes en Reykjavik revela que alrededor del 15% del aumento total en los precios de las propiedades desde 2014 se explica por las personas que alquilan sus casas a los turistas a través de la plataforma.

Bloomberg News

Su éxito ha provocado protestas con lanzamientos de huevos en Barcelona y disputas con las autoridades de la ciudad en Nueva York. Ahora, es el banco central de Islandia el que apunta a Airbnb Inc. (También le puede interesar: Airbnb expande su oferta con nuevas categorías de alojamiento)

En un informe publicado el martes en Reykjavik, Sedlabanki concluye que Airbnb ha tenido un impacto "significativo" en el mercado local de la vivienda. El documento de trabajo de Ludvik Eliasson y Onundur Pall Ragnarsson estima los "efectos directos del crecimiento en los apartamentos de Airbnb sobre el precio real de la vivienda" en un acumulado 6% desde fines de 2014.

Eso significa que alrededor del 15% del aumento total en los precios de las propiedades en el período se explican por las personas que alquilan sus casas a los turistas.

El tamaño relativo de Islandia -es más pequeño que Cuba y tiene aproximadamente la misma población que Honolulu- ayuda a explicar la diferencia con un estudio de 2017 citado en el informe que estima la contribución anual de Airbnb al alza de los precios de viviendas en Estados Unidos en solo 0,5 por ciento. (También le puede interesar: Airbnb planea incorporar hoteles dentro de su plataforma) 

"Al 2017, Islandia contaba con alrededor de 134.000 propiedades residenciales en total", señala el informe. "Contabilizando la posibilidad de múltiples listados por propiedad, la proporción de viviendas residenciales en Islandia enumeradas en Airbnb en algún momento puede alcanzar hasta un 10%".

El aumento en la oferta de viviendas compartidas en Islandia, especialmente en la capital Reykjavik, ha sido impulsado por un boom en el turismo, la mayor exportación del país desde 2015.

Su impacto en el aumento de los precios de la vivienda ha causado preocupación local, sin embargo, con Reykjavik uniéndose a París, Cracovia, Barcelona, ​​Bruselas, Viena y Madrid en apelar a la Unión Europea para que se establezcan "reglas aplicables" que aseguren que las ciudades "sigan siendo, ante todo, un lugar en el que los habitantes puedan vivir".

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X