Reinado de belleza, versión 2.0

La versión del 'Minicromos' para iPhone, una aplicación pensada para un retorno móvil que puede llegar a ser algo hostil para publicaciones como revistas. Una solución elegante y novedosa.

El módulo de 360 grados, uno de los aspectos más atractivos de la aplicación. / Fotos David Campuzano

El Minicromos es uno de los productos más tradicionales de la revista Cromos, una mirada en profundidad a las más de 20 candidatas que cada año compiten en el Concurso Nacional de la Belleza que se realiza sin falta desde 1972.

Después de su entrada a las versiones de revistas diseñadas para iPad (un producto que en diciembre cumple un año), el equipo editorial decidió explorar las posibilidades creativas del iPhone, un dispositivo que en sus versiones más desarrolladas incorpora una pantalla con una gran resolución, pero que a su vez presenta una limitación obvia en términos de tamaño si se compara con cualquier versión de la tableta fabricada por Apple.

El reto fue incluir el contenido del Minicromos, una serie de tres ediciones especiales que con un gran despliegue gráfico gira por completo en torno a las candidatas al título de Señorita Colombia. 

El resultado es una aplicación interactiva que entrega las ediciones del Minicromos con contenido especialmente diseñado para aprovechar las capacidades, y limitaciones, del dispositivo.

El desarrollo de la aplicación le tomó al equipo de la revista un mes, aproximadamente, esto contando con la confección de dos versiones de prueba.

El perfil de cada candidata incluye fotografías y videos, además de un corto texto con los datos de las participantes. También hay un módulo de 360 grados de las concursantes, una especie de emulación de lo que sucede en un desfile de este tipo de concursos (o una pasarela de moda, si se quiere).

Más allá del concurso como tal (una institución en el panorama nacional, para bien o para mal), resulta novedosa, refrescante incluso, la experimentación de un producto editorial en un entorno que, quizá, pareciera no ser el ambiente más propicio para exhibir sus fortalezas y bondades.

La aplicación es sólida en términos de desempeño y la intención de los diseñadores de construirla pensando siempre en el dispositivo se traduce en una interfaz ligera y eficaz, una experiencia de usuario que transcurre sin problemas, sí, pero que más que entregar un funcionamiento óptimo ofrece fluidez y simpleza.

Una de las ideas centrales en la realización del Minicromos es establecer una cierta cercanía entre las candidatas y el resto del país, descentralizar de alguna forma un certamen que vive casi exclusivamente en Cartagena. Desde hace seis años, aproximadamente, el equipo de producción se desplaza a tres lugares diferentes para realizar desde allí cada una de las ediciones dedicadas al concurso. 

Este año: las candidatas viajaron a San Andrés en la primera edición, a Popayán y Silvia (en el Cauca) para la segunda entrega y en la tercera se subieron a bordo de un crucero que tocó puerto en Venezuela, Panamá y Curazao. Cada una de estas publicaciones está disponible, de forma gratuita, como aplicación para iPhone. La versión para Android ya se encuentra en prueba y será lanzada próximamente.

Temas relacionados