Apple aspira cambiar el mercado de la música

Con Apple Music, la compañía espera competir con servicios como Spotify y Deezer en un segmento que ha logrado revivir a una industria a la que le ha costado entrar al mundo digital.

EFE

Apple introdujo este lunes su nuevo servicio musical, Apple Music, que incluirá la posibilidad de realizar streaming (transmisión directa sin descargas) del vasto catálogo musical que la compañía ha ido acumulando a través de iTunes, su tienda musical. Además de escuchar música por demanda, la herramienta trae una nueva estación de radio en línea, llamada Beats 1, que transmitirá 24 horas desde tres lugares (Nueva York, Los Ángeles y Londres) y estará a cargo del DJ británico Zach Lowe. El lanzamiento fue realizado como parte de la conferencia para desarrolladores que la compañía lleva a cabo anualmente, conocida como WWDC.

Sí, Apple Music es un servicio nuevo que, sin embargo, puede haber llegado tarde a un mercado que ya tiene establecidos serios competidores, con millones de usuarios que hoy le han dado un nuevo aire a la industria musical. Según los datos más recientes de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI, en inglés), los ingresos digitales del sector igualaron por primera vez a las ventas físicas: los negocios en línea de la industria crecieron 6,9% en 2014 y hoy representan el 46% del total de ventas de música en el mundo; sólo en Colombia, el consumo de música a través de la oferta en línea (bien sean descargas o streaming) creció 94,99%, según esta organización.

El mayor jugador en esta campo es Spotify, que cuenta con 60 millones de usuarios activos, 15 de los cuales pagan una suscripción al servicio, lo que los exime de estar expuestos a una publicidad que francamente es bastante molesta. Otras de las ofertas en este amplio panorama son Deezer, Google Play Music, Tidal y Rdio, por ejemplo. Todas estas opciones han logrado ofrecer alternativas legales y competitivas para un público que, como siempre, sigue interesado en la música, sin importar la plataforma en la que venga.

El servicio de Apple, sin embargo, puede tener algunas ventajas. Por un lado, su precio se encuentra en un buen rango (US$10 mensuales) y ofrecerá en su lanzamiento (30 de junio) tres meses gratis antes de empezar a cobrar la suscripción; este costo es, en promedio, el mismo de un álbum en iTunes. Por otro lado, la herramienta ofrecerá un plan familiar que, por US$15 mensuales, permitirá que seis personas de una familia tengan su propia cuenta en Apple Music.

Esta es una jugada muy sensata, y acaso necesaria, porque buena parte de la gracia del servicio es que, basándose en los gustos y reproducciones de un usuario, la herramienta realiza sugerencias: seis personas con la misma cuenta son, entonces, una especie de pesadilla para el algoritmo detrás de esta función.

Y aquí también puede haber una diferencia que, bien manejada, puede ser esencial. Apple asegura que su nueva herramienta no sólo contará con algoritmos para descifrar el gusto de un usuario (una operación que cruza variables como artistas, géneros y ritmos de la música, entre otros), sino que tendrá una mano humana detrás de algo como la música que, bueno, es algo muy humano. Cabe aclarar que el director creativo detrás de la herramienta es Trent Reznor (el líder de Nine Inch Nails), y sus jefes en este campo incluyen al productor musical Jimmy Iovine y al cantante y productor Dr. Dre.

De acuerdo con la demostración hecha en el escenario del WWDC, algunas listas de reproducción en el servicio de streaming estarán hechas por personas como Pharrell Williams, entre otros artistas que ya en el pasado han colaborado con Apple y con Beats, la compañía que fue adquirida por el fabricante del iPhone en mayo de 2014 por US$3 mil millones (la empresa fue fundada por Dr. Dre).

Quizá uno de los puntos más interesantes del servicio incluye una función llamada Connect, que sirve como una especie de plataforma de promoción para los artistas, así como un lugar de consumo de material para los seguidores. En ella, según se vio en el evento, un músico puede subir audios de su próximo álbum, fotos del estudio, videos, porciones de letras o simplemente texto que hable acerca de su vida durante una gira. Es una especie de diario multimedia de lo que sucede detrás de una gira, cosa que de por sí no es nueva, sólo que ahora estará incluida en una herramienta presente en millones de dispositivos Apple en el mundo. En un video mostrado en el WWDC, Reznor afirmó que se trata de darle voz y promover no sólo a los músicos más reconocidos, sino al joven que desde su cuarto está grabando su próximo lanzamiento musical.

Apple Music parece tener algunas ventajas sobre sus competidores que, como ya se dijo, llevan trabajando en el mercado de la música por demanda durante un buen tiempo y han logrado amasar usuarios fieles que pagan por acceder a la música del mundo.

El gran ganador del lanzamiento de Apple, paradójicamente, tal vez sean sus mismos competidores: la compañía detrás del Mac, en últimas, traerá más usuarios al mundo de la música en línea, al mundo legal de la música en línea, algo que podría beneficiar a un mercado que, aunque cuenta con gran interés del público, no se va por una sola solución o un solo servicio. En últimas, puede que haya cabida para todos.

Otros lanzamientos

Como parte del WWDC, la compañía mostró avances de su próximo sistema operativo para Mac, llamado El Capitán (como la famosa formación rocosa en el parque Yosemite en EE.UU.), que incluirá mejoras en Safari, Spotlight y un modo para trabajar en dos aplicaciones al tiempo, llamado Splitview, que con seguridad será bienvenido por los usuarios.

Además de esto, la empresa anunció los cambios que llegarán con iOS9, su sistema operativo para dispositivos móviles, y que estará disponible para el otoño de este año. Algunas de las modificaciones incluyen nuevas herramientas en la aplicación de notas, una especie de adaptación de Splitview para iPad (trabajar en dos aplicaciones al tiempo) y una mejora sustancial en el peso del software que pasará de ser de casi 5GB a poco más de 1GB. iOS9 funcionará en los mismos dispositivos en los que opera iOS8, lo que representa un paso atrás bien interesante en la llamada obsolescencia programada mediante la cual las empresas van descartando el soporte de software para sus productos más viejos, casi obligando a comprar nuevos aparatos.

La compañía también anunció el lanzamiento de News, una nueva aplicación que, la verdad sea dicha, toma muchos elementos prestados de Flipboard para desplegar bellamente contenido de medios de comunicación en dispositivos móviles de Apple.

Uno de los momentos más celebrados en el WWDC fue la introducción de Swift (el lenguaje de programación impulsado por Apple) como una herramienta de código abierto, algo que fue ampliamente vitoreado por los desarrolladores del evento que, según informó Tim Cook, CEO de la empresa, esta vez llegaron de más de 70 países en todo el mundo. 

Temas relacionados