Apple será investigado por estrategias para pagar menos impuestos

La Unión Europea abrió investigación contra la popular compañía de la manzana, Starbucks y Fiat.

AFP

La Comisión Europea lanzó una ofensiva contra los abusos fiscales de ciertas multinacionales como Apple o Starbucks, que aprovechan ventajas de algunos países europeos para pagar menos impuestos, y abrió investigaciones contra ayudas de Estado ilegales.

La Comisión inició tres investigaciones para determinar si hay ventajas fiscales de Irlanda, Holanda y Luxemburgo, en favor de las operaciones de Apple, Starbucks y Fiat Finance and Trade, respectivamente, según indicó en un comunicado.

En el caso particular de Apple, se habla de que la compañía no es ajena a diferentes tipos de prácticas para evadir impuestos, entre las que destaca el uso de sus oficinas en Irlanda, país que tiene tasas de impuestos muy bajas además de altos incentivos para compañías involucradas con manufacturación de productos, para enviar altas cantidades de dineros libres de impuestos a paraísos fiscales como por ejemplo las Islas Vírgenes Británicas o las Islas Cook.

"En el contexto actual de restricción presupuestaria, es particularmente importante que las grandes multinacionales paguen su justa parte de los impuestos", indicó el comisario de Competencia, Joaquín Almunia, citado en el comunicado.

"Tenemos razones de pensar que en estos casos particulares, las autoridades nacionales renunciaron a imponer fiscalmente una parte de los beneficios" de esas sociedades, dijo Almunia, esta vez en una ulterior conferencia de prensa.

El órgano ejecutivo de la Unión Europea intenta determinar si algunas prácticas fiscales, denominadas decisiones anticipativas en materia fiscal o "tax ruling", que no son ilegales en sí, pueden constituir "ayudas de Estado" destinadas a "conferir ventajas selectivas" y falsear por lo tanto las reglas de competencia europeas.

Multinacionales como Apple, Starbucks o Amazon, están en la mira de varios gobiernos por la ingeniería fiscal que montan para pagar la menor cantidad posible de impuestos a los Estados.

"Una competencia fiscal leal es esencial para garantizar la integridad del mercado único, la viabilidad de las finanzas públicas de nuestros Estados miembros y condiciones de competencia iguales entre nuestras empresas", indicó por su parte el comisario a cargo de Fiscalidad, Algirdas Semeta.

Sin embargo, la Comisión se ha visto hasta ahora impotente para imponer una armonización de las legislaciones europeas en materia de impuesto sobre las sociedades, ya que cualquier decisión sobre la fiscalidad requiere la unanimidad de los 28 integrantes de la UE.

La investigación, abierta este miércoles, demuestra que la Comisión ha decidido atacar por otra vía estas agresivas prácticas fiscales ejercidas por algunas de las multinacionales más importantes del mundo "que erosionan la base fiscal en nuestros Estados miembros", subrayó Almunia.

"Cuando los presupuestos públicos son ajustados y se piden esfuerzos a los ciudadanos (...) es inaceptable que algunas multinacionales eludan el impuesto", añadió.

Fiat rehusó comentar la apertura de estas investigaciones. Por su parte Starbucks y el gobierno holandés, de un lado, y Apple y el gobierno irlandés, del otro, desmintieron de inmediato cualquier práctica contraria a las normas europeas.

El gobierno de Irlanda advirtió además que "se reserva la posibilidad de recurrir a la justicia europea" si la Comisión determina que estas empresas recibieron un trato de favor y obliga en consecuencia a los Estados a devolver las ventajas concedidas.

Sobre si es o no potestad de la Unión Europea el inmiscuirse en las prácticas fiscales de los Estados del continente, Almunia respondió que el rol de la UE "no es corregir los sistemas fiscales defectuosos de los diferentes países miembros" sino impedir los tratos discriminatorios. Por ello no excluyó que la Comisión, en el futuro, vigile "algunas legislaciones que por sí mismas introducen una selectividad", es decir, ventajas selectivas.

Por otra parte, el comisario indicó que el órgano ejecutivo de la UE había solicitado informaciones a nueve países europeos sobre otra práctica fiscal, la de los "patent boxes", que permite a empresas que explotan patentes obtener una reducción en el impuesto sobre sociedades.

Temas relacionados

 

últimas noticias