La apuesta móvil de Google

Con una serie de mejoras y nuevos servicios, Android espera ganar aún más usuarios en un mercado que se convirtió vital no sólo para los fabricantes de software, sino básicamente para cualquier empresa que aspira a tener una presencia digital. Los anuncios fueron hechos en la conferencia Google I/O.

Sundar Pichai, vicepresidente de producto de Google durante la conferencia. / AFP

La nueva versión de Android, llamada Android M, recibió una serie de cambios que, quizá sin ser innovaciones dramáticas en la forma y funcionalidad del sistema operativo móvil de Google, apuntan a mejorar la experiencia del usuario en temas que van desde la navegación por internet hasta el consumo de batería, un punto que recibe atención en cada reescritura de software hecha por cualquier empresa actual. El anuncio oficial de estos avances fue hecho en la conferencia I/O de Google que, centrada en desarrolladores, arrancó este jueves en San Francisco.

Más que introducir una nueva versión de Android, sistema operativo presente en ocho de cada 10 teléfonos inteligentes en el mundo (como varias veces repitieron diferentes ejecutivos de la empresa durante el evento), Google mostró una amplia aproximación al mundo móvil a través de servicios y productos que toman algunos de los desarrollos mejor logrados en su portafolio para aplicarlos en teléfonos y tabletas (aunque especialmente en los primeros).

Un buen ejemplo del mantra móvil de la empresa, por llamarlo de alguna forma, son las mejoras de Google Now, un servicio que, insertado directamente en Android, ofrecerá una forma fácil e intuitiva (muy en el lenguaje de Google) de acceder a información desde el teléfono. Piense en un correo electrónico en el que dos personas discuten la posibilidad de ir a ver una determinada película; el servicio que ofrece Google Now en este caso puede ser el despliegue de reseñas o datos de la película en cuestión, sin necesidad de entrar al buscador para encontrar esta información.

Contexto es la palabra clave en este tipo de servicios, la forma en la que el sistema operativo lee las actividades del usuario para intentar anticiparse a su próxima decisión. Es algo así como una adaptación de la búsqueda predictiva que ya funciona en el buscador, pero aplicada al contexto local y móvil de cada usuario de Android.

Aunque quizá no acapare demasiados titulares, las posibilidades futuras de un servicio como Google Now (bien implementadas, cabe aclarar) representa uno de los puntos que, con cierta seguridad, podría darle más ventajas a Android por encima de iOS (de Apple), pues en últimas se trata de emplear las tecnologías y los vastos avances que el buscador ha hecho en temas como machine learning o inteligencia artificial, pero aplicados a los requerimientos de información diarios de un usuario de teléfono inteligente. Las fronteras en este caso se ven amplias.

La empresa también anunció la inclusión de una tecnología llamada Dose en Android, que permite que el dispositivo (de nuevo un teléfono o una tableta) establezca cuándo se encuentra en un estado de reposo más largo de lo usual para, así mismo, entrar en un modo de consumo de energía más bajo de lo normal y así conservar recursos por más tiempo; este desarrollo resulta especialmente útil, por ejemplo, para quienes poseen una tableta que dejan todo el día en la casa o durante varias horas, pues la usan para leer en las noches o por tiempos muy cortos. Los datos de Google aseguran que Dose ahorra el doble de la batería que la más reciente versión de Android.

La compañía también introdujo Android Pay, su sistema de pagos por contacto que, a ciencia cierta, se parece muchísimo a la oferta de Apple, llamada Apple Pay. La diferencia sustancial acá, más que la tecnología misma (que aún se encuentra en una evolución primaria, quizá) es que la dominación de Android en el mercado de teléfonos inteligentes puede llevar a una expansión acelerada de este servicio entre los comerciantes, y no sólo en Estados Unidos.

En pocas palabras, esta tecnología permite hacer pagos pasando el teléfono por una caja habilitada para este servicio (con capacidades NFC) y ahí, tan sólo con autorizar la transacción desde el teléfono, se debita el dinero de la cuenta del usuario. Para muchos pareciera una bendición. Para otros, en especial en países en los que el dinero en efectivo continúa siendo moneda común, literalmente, la funcionalidad pareciera trivial en el mejor de los casos.

En el lado más útil y urgente de las cosas, la empresa reveló que varios de sus servicios comenzaron a ser optimizados para que funcionen bajo condiciones de conectividad baja, condiciones como las que se experimentan en áreas rurales de Colombia, por ejemplo, así como en buena parte del mundo. Google Maps ahora puede operar en un modo fuera de línea que, además de ofrecer direcciones paso a paso y cargar la información del mapa como tal, también entrega búsquedas; todo sin necesidad de conexión. El buscador y Chrome hoy operan con un consumo más eficiente de datos y velocidad en redes 2G, aunque esta posibilidad sólo está disponible en Indonesia, al menos por el momento. En lugares como India, Filipinas, Vietnam e Indonesia, de nuevo, YouTube permite guardar ahora hasta 40 horas de video para su consumo sin conexión, una funcionalidad que con seguridad será bienvenida prácticamente en cualquier mercado.

Quizá uno de los anuncios más emocionantes del evento fue la introducción de Google Photos, un servicio que, desde hoy, permitirá el almacenamiento ilimitado de fotos y videos (las imágenes pueden ser de hasta 16 mexapixeles y los videos, hasta 1080 p); tendrá versiones para Android (por supuesto), iOS y web. Todo esto de forma gratuita, cabe aclarar. Además de esta funcionalidad, la plataforma cuenta ahora con una interfaz mejorada que permite búsquedas más efectivas. El énfasis en búsqueda, ya se ha dicho, es uno de los fuertes de Google, pero a la vez es una prioridad alta en cualquier software que lidia con fotos. Lo impresionante acá es que, al menos de acuerdo con la demostración hecha en el evento, el buscador puede encontrar contenido, sin etiquetas puestas por el usuario, mediante la utilización de criterios como “nevada en…”. De ser realmente así, ésta podría ser una aplicación de una utilidad suprema para una vida que, aunque crecientemente es registrada en imágenes, también se ha vuelto invivible en términos de manejo de datos e información.

Temas relacionados