En vivo: La justicia transicional a dos años del Acuerdo con las Farc

hace 33 mins

Suspensión de servicios BlackBerry en Emiratos Arabes decepciona a EE.UU

Según ese gobierno es un elemento importante en la democracia. 

El Gobierno de Estados Unidos está “decepcionado” por el anuncio de que los Emiratos Árabes Unidos suspenderán a partir del 11 de octubre algunos servicios del teléfono multimedia BlackBerry, dijo el portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley.

Las autoridades del emirato argumentaron que los servicios que serán suspendidos no se adecúan a la legislación vigente en los EAU y que presentan amenazas para la seguridad del país.

En días pasados las autoridades saudíes pidieron a las compañías de telecomunicaciones que suspendan el servicio de chat Blackberry Messenger debido a la gran popularidad del servicio entre los jóvenes, quienes lo usarían con fines “inmorales”.
 
De hecho, en los últimos dos meses la policía saudí ha perseguido a los usuarios de Blackberry Messenger en los lugares públicos y ha requisado sus teléfonos móviles al suponer que utilizaban este servicio con tales fines.

Crowley dijo que la Administración del presidente Barack Obama está “decepcionada” por el anuncio, y añadió que Washington “está comprometido con la promoción del libre flujo de información”.
 
Esa comunicación, añadió “es innovadora, es (parte integral de) una economía innovadora”, y dijo que Washington procurará aclarar con los EAU las razones de su decisión.

El problema, añadió el portavoz, no se refiere a la compañía canadiense que provee el servicio sino “acerca de un elemento importante de la democracia, los derechos humanos y la libertad de información y el flujo de información en el siglo XXI”.

Estos fueron aspectos centrales de un reciente discurso de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, sobre la libertad de expresión en Internet, recordó Crowley, quien subrayó: “Es un argumento que presentamos a países como Irán y China, y es un argumento que presentaremos a amigos y aliados nuestros como los EAU”.

 La medida anunciada por los Emiratos Árabes Unidos, opinó Crowley, “es un precedente peligroso” .