El 71% de los empleados colombianos aprueban el teletrabajo

Equilibrio familiar y laboral, ahorro de tiempo y dinero, y la reducción del estrés, algunos de los benficios de esta modalidad laboral.

El teletrabajo como una forma eficiente e incluyente de laborar. / Archivo
El teletrabajo como una forma eficiente e incluyente de laborar. / Archivo

Cada vez hay más empresas, públicas y privadas, que están implementando el teletrabajo como una forma eficiente e incluyente de laborar. Hace poco la comunidad virtual trabajando.com, que promueve esta modalidad, hizo una encuesta en las principales ciudades del país y reveló que el 71% de los colombianos desearía trabajar desde su casa.

El equilibrio familiar y laboral, el ahorro de tiempo y dinero, y la reducción del estrés que se generaría en espacios profesionales, son las razones principales por las que la mayoría de las personas encuestadas quisiera ejercer desde la comodidad del hogar. Por su parte, se encontró que un 21% teletrabajaría solo medio día, un 6% preferiría estar en la oficina para separar los espacios profesionales de los familiares y el 2% dijo ya hacer parte de esta práctica.

La opinión de los participantes en el estudio coincide con las razones por las que Rafael Pardo, ministro de Trabajo, promueve el desempeño de actividades profesionales estando lejos de los cubículos empresariales. “En el entorno de nuestras ciudades, cada vez más congestionadas, el teletrabajo es una opción que, al obviar la necesidad de la presencia física en oficinas centrales, permite desempeñarse sin desplazamientos, lo cual, además de ahorrarle a las ciudades el transporte del trabajador y a la empresa el espacio y costos físicos que éste podría generar, trae como consecuencia inmediata un mejor nivel de vida para las personas empleadas”, afirmó recientemente.

Esta forma de organización laboral, promovida por la ley 1221 de 2008, puede presentarse de diferentes formas, todas apoyadas en la tecnología: autónoma (utiliza su domicilio o un lugar escogido), móviles (no establecen un sitio fijo) y suplementarios (dividen su desarrollo profesional entre casa y oficina). Pardo también manifestó que es “la posibilidad de incorporar al flujo productivo a personas que por sus limitaciones físicas, de situación de género (en maternidad, por ejemplo) o de simple distancia al puesto de trabajo. En una gana-gana indudable”.

Un caso exitoso de la cultura del teletrabajo es el de Microsoft. Juan Pablo Consuegra, director de Mercadeo y Operaciones de la marca, dijo que “es importante que las organizaciones, además de brindar la tecnología, establezcan los objetivos o metas para que el empleado siempre sepa hacia dónde va. Nosotros tenemos las herramientas y aplicaciones técnicas, pero también creemos que no importa dónde estés, si le dedicas el tiempo necesario a tu trabajo”.

Agregó que son las mismas compañías las que deben fomentar esta cultura, porque puede ser definitiva para el aumento de la productividad y la motivación; y explicó que el empleado debe contar con un grado muy alto de independencia y disciplina porque de eso depende la claridad de sus metas. “Esta práctica también está relacionada con la frecuencia en que los líderes ejecutivos la implementen. Si los trabajadores ven a su jefe hacerlo, y hacerlo bien, la replican”.

Por su parte, el Sena también cuenta con su experiencia en teletrabajo. Según Rubén Uribe, integrador de ambientes virtuales de la institución (regional Antioquia), señaló que “tenemos muchos instructores en la plataforma virtual que cumplen con el mismo número de horas que los presenciales y tienen las mismas condiciones laborales, además no pueden demorarse más de 24 horas en contestarle a un aprendiz para asegurar que sea efectivo. Pero la flexibilidad les resulta muy útil, pueden estar con sus familias o dedicarse a otras actividades”. Además comentó que “en esta regional tenemos 15 centros, y por cada centro hay aproximadamente 15 docentes que hacen teletrabajo”.

En el estudio también se determinó que el 46% no tiene problema con esta modalidad, el 24% piensa que hacer teletrabajo puede afectar sus futuras oportunidades laborales, el 10% opina que no tiene las mismas condiciones que los trabajadores presenciales, y un 20% dice que es negativo no tener contacto con otros profesionales. Ricardo Garcés, country manager de Trabajando.com, dijo que “muchos creen que trabajar desde la casa es trabajar menos, pero puede ser todo lo contrario, por eso debe ser fundamental poder conseguir el equilibrio para poder llevar ese ritmo de vida, que no necesariamente es más fácil”.

Temas relacionados