Chávez negociará con España petróleo por tecnología

El jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, acordaron este viernes crear un grupo de trabajo para que el país latinoamericano pueda vender a España 10.000 barriles diarios a 100 dólares, a cambio de inversiones y tecnología.

Fuentes del gobierno español informaron a la agencia Efe que este es el principal acuerdo al que llegaron Zapatero y Chávez durante su almuerzo en el Palacio de la Moncloa, con el que el presidente venezolano concluyó su visita a España y otros países europeos. El barril de crudo Brent, de referencia en Europa, cotiza este viernes en el entorno de los 123 dólares.

El grupo de trabajo, encabezado por el ministro de Industria de España, Miguel Sebastián, y el titular venezolano de la cartera de Energía, Rafael Ramírez, tiene como objetivo constituir en España un fondo al que iría a parar la factura de los barriles para financiar en Venezuela proyectos relacionados con la tecnología, los equipamientos médicos o las infraestructuras.

Empresas constructoras españolas podrían también participar en las iniciativas que se financien con ese fondo. Según explicaron las fuentes del Gobierno español, los 10.000 barriles diarios podrían aumentar en el futuro y procederán de las extracciones que realiza la española Repsol en Venezuela.

Chávez anunció su intención de ofrecer a España petróleo a cambio de tecnología o maquinaria para la transformación de alimentos en la rueda de prensa que ofreció junto a Zapatero, un acuerdo similar, dijo, al que ya ha suscrito con Portugal.

El almuerzo de trabajo, que se desarrolló en un ambiente "muy cordial y distendido" , tuvo como asunto central la política energética, el alza de los precios del crudo y la posibilidad de llegar a acuerdos bilaterales para paliar la situación
El grupo de trabajo que perfilará el intercambio entre Venezuela y España se constituirá de manera inmediata, para que el proyecto vea la luz lo más pronto posible, según las fuentes.

Zapatero y Chávez aprovecharon su encuentro para planificar las reuniones y las visitas de alto nivel en las que se asentarán las relaciones bilaterales. Una de las iniciativas será la celebración de un foro con empresas españolas y venezolanas con el fin de estudiar posibilidades de negocio.

Según las fuentes del Ejecutivo español, Chávez insistió también durante el almuerzo en la necesidad de crear una "mesa de diálogo" en la que participen España, Portugal y otros países europeos, junto a los países latinoamericanos, para explicar la directiva de retorno de los inmigrantes irregulares, aprobada por la Unión Europea.

El encuentro, que podría tener lugar en otoño, es visto con buenos ojos por el Gobierno de Zapatero, interesado en clarificar la política común europea de inmigración y "evitar malentendidos". Además de repasar la situación que atraviesa la región latinoamericana, Zapatero y Chávez comentaron la liberación de la ex candidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt tras su largo secuestro a manos de las Farc.

El presidente venezolano mostró su satisfacción por la noticia y Zapatero le relató su reciente encuentro con Betancourt en París. Tras el almuerzo, Chávez partió para la base aérea de Torrejón de Ardoz, en las afueras de Madrid, para emprender el vuelo de regreso a Caracas tras una gira europea que le llevó a Rusia, Bielorrusia y Portugal, antes de venir a España
Según comentó, no podía permanecer más tiempo porque mañana tiene que asistir a la boda de su hija.

Temas relacionados