Internet y teléfonos móviles, claves en la movilización de los jóvenes

A través de estos medios se juegan las elecciones en Irán.

La red y los mensajes telefónicos ha sido la clave en la enorme movilización que se ha producido entre los jóvenes, sobre todo entre aquellos que apoyan la corriente reformista.

En especial, las alertas telefónicas en un país donde casi dos tercios de la población tiene un aparato móvil frente una tercera parte de los que acceden a internet. Empujados por mensajes como “cada teléfono móvil es una plataforma electoral y cada sms es un voto para (Mir Husein) Musaví”, miles de personas se han lanzado a las calles en un fervor electoral sin apenas precedentes.

Otros, como “Adiós, adiós Ahmadineyad, nos vemos hoy en Niavarán” han transformado durante una semana esta arteria del norte de Teherán en uno de los principales puntos de apoyo a la candidatura del ex primer ministro.

Desde las primeras horas de la tarde hasta pasada la medianoche del martes, la avenida quedó colapsada por miles de jóvenes en una fiesta electoral sin parangón en Irán.

Los seguidores del presidente, el ultraconservador Mahmud Ahmadineyad, no se han quedado a la zaga y han utilizado el móvil para convocar cadenas humanas de apoyo como la que hoy tendrá lugar en el centro de la ciudad y alertar, por ejemplo, del último discurso que el mandatario dará en la Universidad de Sharif.

La página internet “Tabnak”, cercana al candidato conservador Mohsen Rezaeí, asegura que plataforma electoral del presidente iraní ha enviado hasta ahora 750.000.000 mensajes cortos (SMS).

 Algunos, como “vote a Ahmadineyad para poder construir un Irán todavía más potente”, congregaron a más de 200.000 personas el pasado lunes en la mezquita en construcción de Musala, en el centro norte de la ciudad.

Internet, pese a que su uso está menos extendido en el país, ha sido también, uno de los principales elementos de movilización de los jóvenes. Todos los candidatos tienen su página oficial y han favorecido la aparición de otras, algunas gestionadas por sus propios organizadores para diseminar sus propuestas, pero también para negar rumores y presentar a los famosos que les prestan su apoyo.

El pro reformista Musaví ha recibido más de 10.000 adhesiones en páginas como “Facebook”, cuya censura en el inicio de campaña causó un movimiento en la prensa que obligó al presidente Ahmadineyad a pedir al Ministerio de Interior que reabriera la página. Además, Musaví acude apoyado por su esposa, Zahra Rahnavard, que se ha convertido en la inesperada estrella de la campaña electoral.

Entre los cuatro candidatos, quizás el reformista Mahdi Karrubí, haya sido el que mayor número esfuerzo y páginas web ha puesto en marcha.

A través de la misma, se ha dirigido para pedir el voto a dos sectores de la sociedad que se consideran claves en el resultado final de estos comicios: las mujeres y los jóvenes.

Tanto Musaví como Karrubí utilizan sus páginas para advertir y luchar contra el que es su mayor preocupación compartida: la posibilidad de que el próximo viernes se impida la función de los comités de vigilancia de voto y se produzca un pucherazo.

Rajanews, gestionada por miembros del entorno Ahmadineyad, ha ofrecido durante toda la campaña una serie de encuestas favorables al candidato ultraconservador, que pese a todo aún parte como el favorito. A escasos dos días de los comicios, muy pocos se atreven a hacer un pronóstico.

La mayoría apunta a un resultado muy ajustado entre el actual presidente y Musaví, que podría dar lugar a una segunda vuelta que se celebraría una semana más tarde. De confirmarse este augurio, de lo que nadie duda es de que la red y los teléfonos móviles volverán a echar humo durante siete días más

Temas relacionados