Caen ventas y beneficios de Microsoft

La crisis económica y la débil demanda de computadores serían las posibless causas de la declive.

Entre junio de 2008 y junio de 2009, último año contable de la compañía, Microsoft vio caer sus ventas un 3 por ciento, hasta los 58.437 millones de dólares, mientras que el beneficio neto bajó un 18 por ciento y completó 14.569 millones de dólares. En los últimos tres meses del ejercicio, el desplome fue aún mayor, con una caída del 29 por ciento en el beneficio, hasta los 3.045 millones de dólares, y del 17 por ciento en la facturación.

“Nuestro negocio siguió registrando el impacto negativo de la debilidad en el mercado global de PCs y servidores”, reconoció Chris Liddell, responsable financiero de la firma, en un comunicado.

La famélica demanda mundial de PCs sigue afectando a las ventas de software de Microsoft, a lo que se suma la preferencia de cada vez más consumidores por computadoras más baratas o por netbooks, que suelen funcionar con versiones de Windows más antiguas y menos rentables para la firma.

Además, muchos han pospuesto sus compras de software ante la inminente versión de Windows 7, la última versión del sistema operativo de Windows que llegará al mercado el próximo octubre y que espera quitar el mal sabor de boca dejado por Vista. Por departamentos, fue precisamente la división responsable del sistema operativo la que registró un retroceso mayor en las ventas, con una bajada del 29 por ciento.

Pese a la llegada al mercado de Windows 7, se espera que este área de negocio acuse cada vez más la competencia de empresas como Google, que recientemente anunció el lanzamiento de un sistema operativo basado en su navegador de Internet y llamado Chrome OS.

Ni siquiera la presentación en mayo de Bing, el nuevo buscador de Internet de Microsoft, ha permitido al grupo mejorar sus cifras, aunque sí ha ayudado a mejorar ligeramente la cuota de mercado del gigante del software en el área de búsquedas en la red. Microsoft ha sido más que cauta a la hora de hacer predicciones para su actual año contable y tan solo ha adelantado que el gasto operativo se situará entre los 26.600 millones de dólares y 26.900 millones de dólares, frente a los 38.000 millones de dólares de 2008
La compañía está inmersa en una campaña de contención de gastos que ya supuso a principios de año los primeros recortes de empleo masivos en la historia de Microsoft.

Los expertos ya contaban con una bajada de la facturación y del beneficio, pero el porcentaje de descenso ha sorprendido a muchos y se ha reflejado en la cotización de las acciones de Microsoft.

Los títulos de la compañía llegaron a caer en los mercados electrónicos poco después de conocerse los resultados en torno al 8 por ciento, para cambiarse en unos 23 dólares. No obstante, la situación podría por lo menos mejorar en los próximos meses, según recientes previsiones de ventas de ordenadores y las últimas señales del sector.

La firma de investigación de mercados Gartner dijo en su último estudio que la distribución mundial de PCs no caerá en el conjunto de este año, tanto como se esperaba y podría, incluso, crecer al final del ejercicio gracias al efecto de Windows 7. Por su parte, Intel, el mayor productor mundial de chips para ordenadores, comunicó la pasada semana unos resultados mejor de lo previsto y sus ejecutivos se mostraron más que optimistas sobre la evolución del mercado a corto plazo.

Temas relacionados

 

últimas noticias