Pekín reanuda servicio de correo electrónico en Xinjiang

Se había suspendido porque hace ocho meses la región fue escenario de las peores protestas étnicas en décadas.

Las autoridades chinas aseguraron este domingo que han reanudado los servicios de correo electrónico y eliminado las restricciones en el envío de mensajes de texto (sms) en la región autónoma de Xinjiang, ocho meses después de que ésta fuera escenario de las peores protestas étnicas en décadas.

La agencia oficial de noticias Xinhua asegura, citando al portavoz del gobierno regional, Hou Hanmin, que se han acabado las restricciones en los envíos de sms, pero que otros servicios de comunicación se irán reanudando "paso a paso".

El 5 de julio de 2009 Urumqi, la capital provincial, fue escenario de unos violentos conflictos entre la etnia local, los uigures, y los chinos de etnia han que dejaron, según fuentes oficiales 200 muertos, aunque la cifra puede ser superior según grupos uigures en el exilio.

Como medida para atajar el conflicto, el gobierno chino canceló el acceso a internet, el envío de sms y las llamadas internacionales.

Según el gobierno, las protestas de julio fueron orquestadas por "separatistas a través de internet, mensajes de texto y llamadas de larga distancia", en referencia a los grupos en el exilio de uigures, una etnia turcomana de religión musulmana que habita esta región occidental desde hace siglos.

Estos grupos, liderados por Rebiya Kadeer, que ha sido candidata al premio Nobel de la Paz en varias ocasiones, negaron cualquier implicación en los tumultos y acusaron a Pekín de atajar las protestas con la intervención militar y de continuar su represión sobre la minoría uigur.

A pesar de que la situación parece haber regresado a la normalidad, los periodistas extranjeros que viajan a la región para comprobar esta realidad son detenidos de forma sistemática.

Desde diciembre las autoridades locales permiten el acceso a páginas web de medios oficiales como la propia Xinhua o el Diario del Pueblo, a continuación los portales Sina y Sohu, en enero, y algunas llamadas de larga distancia o mensajes de texto de bancos.

Temas relacionados