Google se arriesga a ira china al negarse a censurar

El motor de búsqueda cerró su portal en lenguaje chino, pero redirige las visitas a un portal no censurado.

Google cerró su portal en lenguaje chino en China continental y comenzó a redirigir las búsquedas a un sitio no censurado con sede en Hong Kong, desencadenando la ira de Pekín y generando inquietud sobre el futuro del negocio del gigante de internet en el país.

China perdió poco tiempo en advertir a Google que su rechazo de la autocensura molesta al Gobierno de un sólo partido, reacio a ceder el control sobre el uso doméstico de internet con 384 millones de usuarios en China.

La decisión fue tomada en medio del incremento en las tensiones entre Pekín y Washington por una serie de temas, desde la libertad en internet a la tasa de cambio del yuan, sanciones económicas contra Irán y la venta de armas de Estados Unidos a Taiwán.

"Google ha violado la promesa escrita que hizo al ingresar al mercado chino", dijo un funcionario anónimo de la Oficina de Información del Consejo Estatal de China, que ayuda a supervisar las reglas de internet, de acuerdo a la agencia de noticias Xinhua.

Google conmocionó al mundo y la comunidad empresarial en enero cuando anunció que podría marcharse de China por la censura y tras sufrir un sofisticado ciberataque que afirmó procedía del país asiático.

"Google ha violado la promesa escrita que hizo al ingresar al mercado chino", dijo un funcionario anónimo de la Oficina de Información del Consejo Estatal de China, que ayuda a supervisar las reglas de internet, de acuerdo a la agencia de noticias Xinhua.

"(La firma) está totalmente equivocada en detener el filtrado de su proveedor de búsquedas", indicó el funcionario.

"No oponemos firmemente a politizar temas comerciales, y expresamos nuestro descontento y molestia a las irracionales acusaciones y prácticas de Google Inc", dijo el funcionario.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Qin Gang, dijo el martes que la medida de Google fue un acto aislado de una compañía comercial, y que los departamentos relevantes del Gobierno se harían cargo del caso.

"El incidente de Google es un acto individual de una compañía comercial, no veo que vaya a tener ningún impacto en las relaciones entre China y Estados Unidos, a menos que se quiera politizar", dijo Qin.

No obstante, aquellos que eran redirigidos al sitio de Google en Hong Kong, Google.com.hk, aún no tenían acceso a páginas sensibles, porque el firewall del Gobierno chino continúa filtrando todo el contenido que llega a la China continental.

La empresa anunció el lunes que pretende continuar su trabajo de investigación y desarrollo en el país asiático, y mantener su personal de ventas allí. Pero es posible que la compañía sea vigilada de cerca por funcionarios, posiblemente envalentonados tras meses de fricción con Washington.

Temas relacionados